Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts etiquetados ‘Cine’

Desde finales de Septiembre del 2012, El tejedor ha realizado una recomendación semanal como pasatiempo entre una entrega y otra de su diario tejeril. Artistas, películas, firmas, propuestas artesanales, discos… Es una forma de incluir contenidos no estrictamente ligados al mundo tejeril en nuestro blog, que por lo demás sí se centra en el punto, el ganchillo y el bordado. Son todas propuestas que nos parecen interesantes y recomendables, de modo que hemos decidido recopilar aquí medio año de sugerencias culturales y artísticas.

 paulasanzcaballero

(Imagen: Paula Sanz Caballero)

ARTISTAS Y FIRMAS

 Alicia Varela.

 Amaia Arrazola.

 Ana Galvañ.

 Chema Madoz.

 Jon Klassen.

 Malota Projects.

 Mr Scruff.

 Paula Sanz Caballero.

 Pawel Kuczynski.

 Pedrita Parker.

 Pintameldia.

constelaciones

(Imagen: Constelaciones)

ESPECTÁCULOS DE DANZA

 Constelaciones.

 persepolis

(Imagen: fotograma del film Persépolis)

CINE TEJERIL

 Alas de mariposa.

 Cándida.

 El viaje a ninguna parte.

 Jules et Jim.

 Los inútiles.

 Persépolis.

commesiderien

(Carátula de Comme Si De Rien N’était, disco de Carla Bruni)

 

DISCOS

 Bossa Nova Just Smells Funky.

 Comme Si De Rien N’était.

 Magic Ensemble.

 Mondo Amore.

 Mugiboogie.

 My Groove Your Move.

 Together.

Anterior entrega.

Read Full Post »

Cine tejeril: Jules et Jim

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

julesetjimc

Tras debutar con la magnífica Les Quatre Cents Coups (1959) y sorprender con el personal ‘noir’ Tirez sur le pianiste (1960), François Truffaut dirigió uno de sus más conocidos films y, eso seguro, uno de los más apreciados internacionalmente. Jules et Jim es al mismo tiempo la obra que le convirtió en un prestigioso director, un clásico del cine francés y una de las claves para entender la importancia de la Nouvelle Vague. De todos modos, aunque a uno le importe poco su destacado rol en la historia del séptimo arte, esta es una de esas películas que gustarán a la gran mayoría de espectadores sensibles.

Quien se fije exclusivamente en aquello que se cuenta, es decir, en la historia, lo que obtendrá es la atrevida propuesta de un singular ‘ménage à troi’. Pero eso no es todo, dado que también es una historia de admirable amistad y dos inusuales historias de amor más o menos paralelas o sucesivas. Ahora bien, son tantos los temas tratados y tan numerosos los detalles de cada escena, que el film posee una riqueza rara vez lograda. Hasta disfrutamos con una preciosa canción. Y por supuesto, aquello que se cuenta no alcanzaría el mismo grado de seducción de no ser por las interpretaciones de Oskar Werner, Henri Serre y la magnética Jeanne Moreau.

Quien se fije también en cómo se cuenta, apreciará una brillante puesta en escena tan rica como el guión. Truffaut desplegó multitud de recursos, desde frenéticos movimientos de cámara a fotogramas detenidos, además de planos aéreos y transiciones que retratan París. En general, propuso una innovadora, personal y original manera de rodar, de ahí que se ponga como ejemplo de los avances aportados por la Nouvelle Vague.

julesetjim

Este maravilloso film suma un atractivo más, y es que el personaje más memorable, Catherine, el interpretado por Jeanne Moreau, teje. Sólo la vemos una vez, pero es una entrañable escena en la que hace punto junto a su hija. En fin, es una prueba más de que las más interesantes personas incluyen el punto (y el ganchillo, poco importa) entre sus aficiones.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Cándida.

Los inútiles.

Persépolis.

Alas de mariposa.

El viaje a ninguna parte.

Read Full Post »

La mafia del punto

Knit Wits es un original cortometraje, dirigido por Warren Eig, que juega con los códigos de las películas sobre la mafia para contar la historia de una reunión tejeril. Una reunión, eso sí, a la que también asisten tres hombres. Tres amantes del punto que protagonizan este divertido juego de apariciencias. Imaginad que tejer fuera una actividad clandestina organizada por el crimen organizado. Aquí tenéis el resultado:

Otros vídeos:

 Pingu descubre la máquina de tejer.

 Animación tejida.

 El capítulo en el que Arthur aprende a tejer.

 Gags animados con amigurumis.

 Ataque al país de la lana.

Read Full Post »

Cine tejeril: Cándida

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

candidac

Guillermo y Javier Fesser escribieron el guión de la espléndida e insólita comedia El milagro de P. Tinto, film con el que el segundo debutó como director.  Años después repitieron papeles en la exitosa La gran aventura de Mortadelo y Filemón, y en el 2006 cambiaron roles en una tercera comedia, Cándida. Esta vez fue el hermano mayor, Guillermo, el que asumió la dirección.

Guillermo y Javier volvieron a crear uno de sus singulares universos humorísticos, sólo que con sensibles diferencias. El surrealismo -o realismo mágico, como prefiráis- deja paso a un entorno bastante más realista, el de los pobres barrios obreros de la periferia madrileña. Por otra parte, aquí los gags son casi todos verbales y, en general, la película no replica la imaginación visual de las precedentes obras de la factoría Fesser.

Cándida, que toma su nombre de la actriz protagonista que se interpreta a sí misma, Candida Villar, es un excelente retrato de la sociedad española contemporánea en el que funciona muy bien el contraste entre pobres marginales y extravagantes y ricos tacaños y no menos extravagantes. Un mundo en el que sobrevive como puede la honesta, deslenguada y luchadora mujer de la limpieza que encarna Cándida. Durante la media hora inicial, asistimos a uno de los más divertidos y personales arranques de comedia urbana desde el primer Torrente. Idéntico catálogo de frikis e hilarantes situaciones extremas.

Una vez pasada la sorpresa inicial, cuando la trama abandona la verosimilitud para adentrarse en una poco plausible peripecia con presentador de telediarios incluido, el film va perdiendo parte de su encanto. El pasaje estadounidense es paradigmático en ese sentido. Tampoco la voz en off llega a funcionar del todo bien: Cándida no posee una dicción profesional, de modo que muchos de los gags verbales pierden efectividad o, directamente, no se entienden. Ahora bien, ninguno de esos aspectos arruina una película muy recomendable repleta de acertados chistes y situaciones. Eso sí, no todos los golpes de humor son igual de sofisticados: en una de las primeras escenas Cándida le dice a su hijo que “de tanto comer fibra vas a cagar calcetines”.

candidaf
El gran atractivo del film es su protagonista, Cándida, una mujer de una naturalidad asombrosa frente a la cámara, que convence incluso en las situaciones más inverosímiles y disparatadas. Como no podía ser de otra forma tratándose de tan decidida y fuerte mujer, una de sus aficiones es tejer. En una de las escenas la vemos con las agujas en la mano tras haberse quedado dormida viendo la tele. Dormida hasta que llega uno de sus hijos a complicarle un poquito la existencia. Pero esa ya es otra historia.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Los inútiles.

Persépolis.

Alas de mariposa.

El viaje a ninguna parte.

Sexo por compasión.

Read Full Post »

Cine tejeril: Los inútiles

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

losinutiles

Los inútiles (1952) –I Vitelloni es su título original– es el segundo largometraje dirigido por Federico Fellini. Es una obra perteneciente a su primera época, en la que todavía optaba por una narración más convencional, al menos comparada con la de sus más ambiciosos y excesivos trabajos de finales de los 60 en adelante. La rodó tras su sorprendente debut, Lo sceicco bianco, y un año antes de su primer éxito internacional, La strada.

Cuando un cineasta ha dirigido películas como La dolce vita, Le notti di Cabiria, Ocho 8½, Roma o Amarcord, es inevitable que sus creaciones menores pasen un tanto desapercibidas, pero Los inútiles es también muy recomendable y esencial para apreciar su personalidad y su temprano crecimiento artístico.

Por una parte, se suele considerar a Fellini como un director de cariz autobiográfico. Pues bien, esta quizá sea su película más claramente autobiográfica, cuestión que el italiano no tuvo reparos en camuflar, dado que la ambientó en su ciudad natal, Rímini, y dobló con su voz el último diálogo de uno de los personajes, aquel con el que más fácil resulta identificarle.

Por otra parte, aquí ya se perciben muchas de las claves de su cine. Más allá de su particularísima manera de filmar, me refiero a su facilidad para la tragicomedia –la naturalidad con la que conviven momentos dramáticos con ingeniosas pinceladas de humor– y a su amor por el baile, la fiesta, la interpretación… En ese sentido, la secuencia central, la del carnaval, resulta paradigmática. Luego figura otro gran momento ‘felliniano’, protagonizado por el inquietante actor de teatro al borde del mar.

Finalmente, es interesante comprobar que la generación nini existe desde hace varias décadas. Asombrosa la vigencia de algunas películas.

losinutilesf

Los inútiles incluye una escena en la que uno de los personajes aparece tejiendo. Es una escena sin apenas importancia para la trama y el hecho de que ese personaje teja no es relevante. No obstante, la mujer que teje sí afecta decididamente a uno de los protagonistas. Ya se sabe que las mujeres tejedoras nunca pasan desapercibidas.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Persépolis.

Alas de mariposa.

El viaje a ninguna parte.

Sexo por compasión.

Qué he hecho yo para merecer esto.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

persepolis

Persépolis es la adaptación del exitoso cómic autobiográfico de la iraní Marjane Satrapi. Cómic que no he leído. Sí he tenido en cambio el placer de ver el film y afirmo que se trata de uno de los más interesantes largometrajes animados que conozco.

Es la historia de una mujer que crece en el Irán de la revolución islámica. Una inteligente niña enamorada de su combativo tío, que idolatra a sus muy sensatos padres, que escucha con atención los sabios consejos de su abuela y cuya fuerte y (un pelín rebelde) personalidad no casa nada bien con el cada vez más represivo y totalitario entorno sociopolítico. Buena parte del atractivo del film radica en los contrastes: entre la exuberancia de la juventud y las limitaciones impuestas por el fanatismo religioso; entre la identidad iraní y el estilo de vida europeo –la preadolescente es enviada por sus padres a Viena para alejarla del poco saludable ambiente de su país natal–; entre el lógico amor por el país en el que se crece y el rechazo a los sucesivos regímenes políticos que padece.

Hasta ahí, supongo que todo estaba ya en el cómic. Ahora bien, una cosa es que funcione contado con viñetas y otra muy distinta es que lo haga en una pantalla de cine. Ese es el gran acierto de Marjane Satrapi y su cómplice, Vincent Paronnaud, que proponen una espléndida narración audiovisual. Es admirable la riqueza visual que despliegan y su valentía para mantenerse fieles al blanco y negro en prácticamente todo el largometraje. De modo que, más allá de la profundidad intelectual, de las inteligentes reflexiones y del bienvenido humor, Persépolis es un delicioso espectáculo estético. Lástima que se colase una innecesaria parodia de Rocky, pero nadie es perfecto.

persepolis

Como de costumbre en esta sección, el film ha sido seleccionado, además de por sus cualidades artísticas, por incluir una escena tejeril. Más precisamente, vemos tejer a la abuela, uno de los personajes clave. Por lo visto, no sólo es una mujer sabia y adelantada a su tiempo, sino también una experta tejedora. Si es que es imposible no admirarla.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Alas de mariposa.

 El viaje a ninguna parte.

 Sexo por compasión.

 Qué he hecho yo para merecer esto.

 La vida en rosa.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film.

alasdemariposac

El de Juanma Bajo Ulloa fue una de las óperas primas más interesantes de los 90. Es también un sorprendente primer trabajo teniendo en cuenta que se trata del cineasta que logró repercusión internacional –y gran éxito en España– gracias a la surrealista comedia Airbag. Es más, Ulloa fue también quien filmó las brillantes secuencias de acción de Torrente 2. Pues bien, un director tan dotado para la comedia, para las escenas trepidantes, mostró en su primera obra una sensibilidad y un talento para el drama intimista igualmente admirables.

Alas de mariposa es un en ocasiones asfixiante drama que nos encierra en una casa para la que el término hogar no resulta apropiado. Una casa, eso sí, rodeada por un entorno que da la sensación de ser aún más amenazante. Incluso podría considerarse un film de terror –la música parece apoyar esa tesis–, dado que ese es el sentimiento que provoca en más de una escena con sus tenebrosos ambientes domésticos y los inquietantes personajes que lo habitan.

Ulloa presenta una historia de tintes trágicos, que sitúa a sus personajes –y a nosotros con ellos– en situaciones límite, que despiertan sentimientos extremos, contradictorios pero comprensibles. Una historia que roza el exceso con su quizá emotivo desenlace, pero que no por eso pierde nada de su efectividad cinematográfica. Lo hace, además, con un estilo narrativo que algunos considerarán pretencioso, pero en el que otros –entre los que yo me cuento–, verán una voluntad de personalidad autoral. Lo que todos reconocerán es su bienvenida ambición artística, el énfasis puesto en la forma y su saludable economía de medios: véase el excelente empleo del sonido para dibujar el personaje del abuelo o cómo nos cuenta y prepara el incidente central de la trama. Es, en definitiva, una prueba de que, a pesar de contar con un bajo presupuesto –la música es el elemento que más se resiente–, un cineasta talentoso puede emprender su debut con altas exigencias artísticas.

Finalmente, Alas de mariposa cuenta con un reparto excepcional y una de las más afortunadas decisiones de casting: el personaje protagonista es interpretado por dos actrices –una para la infancia, otra para la post-adolescencia– tan bien elegidas que la segunda de ellas parece ser realmente la primera tras haber crecido. Además, ambas poseen los ojos más expresivos que se vieron en una pantalla de cine desde Ana Torrent en El espíritu de la colmena. Y por supuesto, que participen Silvia Munt y el nunca lo suficientemente valorado Tito Valverde fue otra buena decisión. Sobre este último, de hecho, cae la compleja misión de aportar la dosis de ternura sin la cual el film hubiera resultado casi insoportable.

alasdemariposa

La película también nos ha llamado la atención porque el personaje interpretado por Silvia Munt teje. En varias escenas la vemos haciendo punto con cierta soltura. Ninguna de ellas es especialmente relevante para el avance de la trama, aunque sí para la definición del personaje y la creación del particular ambiente doméstico.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 El viaje a ninguna parte.

 Sexo por compasión.

 Qué he hecho yo para merecer esto.

 La vida en rosa.

 El milagro de P.Tinto.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

elviajeaninguna

Es curioso que fuese el cine el medio que obsequió a los actores de teatro uno de sus más certeros y emotivos homenajes. Curioso e irónico, dado que fue la creciente implantación del cine la que, ganándose el favor del público, acabó por arruinar el modo de vida de compañías de teatro itinerantes como la que protagoniza este film. Claro que antes de convertirse en uno de los mejores largometrajes de la historia del cine español, El viaje a ninguna parte fue una radio-novela y una novela, en todos los casos con Fernando Fernán Gómez como inspirado autor.

La acción transcurre en dos periodos. El presente de la narración, en los 70, nos muestra a Carlos Galván, un actor que vive sus últimos días en una residencia para ancianos. Allí, como parte de su terapia con un psicólogo, relata algunas de sus más memorables vivencias. Esos relatos tienen lugar en los 50, cuando todavía formaba parte de una diezmada compañía de teatro que actuaba en los pueblos de la meseta. Son esas escenas, las del flashback, las que capturan con tanto acierto la España rural de mediados del siglo XX.

Fernán Gómez nos acerca un mundo paupérrimo, económica y culturalmente, en el que a los actores todavía se les llamaba cómicos, en el que la miseria estaba tristemente a la orden del día, en el que mucha gente pasaba hambre y en el que los actores de teatro eran tratados prácticamente como mendigos a los que se daba unas monedas a cambio de un poco de entretenimiento. Eso ocurría en el seno de una sociedad en la que la iglesia católica, en connivencia con el régimen franquista, ejercía un enorme poder, y en la que más valía caerle en gracia al alcalde o terrateniente local si se quería poder representar una obra, aunque fuese en el improvisado escenario de un descuidado café.

Pero El viaje a ninguna parte no es sólo un valioso estudio sociológico. Nos deja también algunos de los más entrañables personajes. Al protagonista, magníficamente interpretado por José Sacristán, le acompaña el zangolotino al que tan bien encarna Gabino Diego, el ridículo usurero que borda Agustín González y, por supuesto, Don Arturo, papel que se reserva para sí el director. Él da vida al más veterano de la ‘troupe’ actoral y nos regala la más memorable escena: señooooooriiiiiiiiiiitoooo.

Al espectador se le escapará más de una sonrisa, porque el humor de Fernando Fernán Gómez es tan ingenioso como afilado. Pero es una sonrisa amarga, que casi hace daño, quizá porque subraya el patetismo de las situaciones, la miseria, el sufrimiento, la derrota, el agotamiento y la podredumbre de un país en plena dictadura.

En ocasiones una película puede ser más eficaz para conocer cómo era un país que un libro de historia.

elviajeaningunac

Aunque en este caso sea anecdótico, el film incluye una escena tejeril. En una de las reuniones de la compañía teatral, vemos al personaje interpretado por María Luisa Monte entretenerse con el ganchillo.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Sexo por compasión.

 Qué he hecho yo para merecer esto.

 La vida en rosa.

 El milagro de P.Tinto.

 Bajo las estrellas.

Read Full Post »

Desde finales de Septiembre del 2012, El tejedor ha realizado una recomendación semanal como pasatiempo entre una entrega y otra de su diario tejeril. Artistas, películas, firmas, propuestas artesanales, discos… Es una forma de incluir contenidos no estrictamente ligados al mundo tejeril en nuestro blog, que por lo demás sí se centra en el punto, el ganchillo y el bordado. Son todas propuestas que nos parecen interesantes y recomendables, de modo que hemos decidido recopilar aquí algo más de medio año de sugerencias culturales y artísticas.

misterfinch2

(Imagen: Mister Finch)

ARTISTAS Y FIRMAS

 Abel Cuevas.

 Abel Jiménez.

 Caterina Pérez.

 Cornelia Konrads.

 Jorge Chamorro.

 Julia Prat.

 La Malconttenta.

 María Herreros.

 Mariona Cabassa.

 Mister Finch.

 Naranjas y zapatos.

Vicky Alvarez.

 Vireta.

 VirusetDesign.

volver

(Imagen: fotograma de Volver)

PELÍCULAS

 Bajo las estrellas.

 El milagro de P.Tinto.

 La niña de tus ojos.

 La vida en rosa.

 Qué he hecho yo para merecer esto.

 Sexo por compasión.

 Volver.

DISCOS

 At Welding Bridge.

 Breaks From The Border.

 Fly.

 Palo Congo.

Standing On Top Of Utopia.

 The Wave.

 III.

Anterior entrega / Siguiente entrega.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

sexoporcompasion

Sexo por compasión es la sorprendente y muy original ópera prima de Laura Mañá. Una personalísima obra que, sin embargo, no esconde la influencia del realismo mágico tomado de la literatura hispanoamericana. Muchas de sus situaciones y personajes –especialmente esa anciana paralítica empeñada en inmortalizar su vida tomándose una foto diaria– parecen surgidas de una obra de Gabriel García Márquez. En el plano estrictamente fílmico, Luis Buñuel y Arturo Ripstein son referentes más que probables.

La mayor parte de hallazgos de Sexo por compasión provienen del ingenioso y humorístico guión, también firmado por Laura Mañá. La trama, desde luego, es una espléndida ocurrencia. Una santa mujer, ferviente católica, es abandonada por su marido por ser demasiado buena. Se propone pecar para recuperarlo. El adulterio es uno de los mayores que puede cometer a la luz de su religión, sólo que ese peculiar intento de conquistar de nuevo el amor de su marido acaba por ser una bendición para los hombres y mujeres del pueblo que habita. Con esta premisa como punto de partida, se suceden las situaciones y diálogos entre surrealistas, disparatados e hilarantes.

No obstante, no todos los aciertos derivan de su trabajo de escritura, pues su puesta en escena -admirablemente solvente tratándose de un primer trabajo- contiene también numerosos atractivos, como el empleo del color y el tratamiento del pueblo como si de un personaje más se tratase. Lástima que el heterogéneo reparto en ocasiones no funcione tan bien como sería deseable, pero este y otros pequeños detalles no empañan una obra singular que gustará a los amantes de las películas que nos sumergen en universos propios. Una digna compañera de El viento se llevó lo que o Amanece que no es poco.

sexoporcompasion

Sexo por compasión incluye una escena tejeril particularmente importante para el desarrollo de la trama. Se trata de una reunión de las mujeres del pueblo en la que todas realizan alguna labor. Unas bordan, la mayoría tejen. Es una inspirada escena que muestra la importancia social de estas labores, puesto que en esas reuniones se fortalecían los lazos vecinales entre las mujeres. En este caso, de hecho, comparten impresiones sobre sus renovadas vidas sexuales y sentimentales. Divertidísima escena que constituye un motivo más para darle una oportunidad al film.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Qué he hecho yo para merecer esto.

 La vida en rosa.

 El milagro de P.Tinto.

 Bajo las estrellas.

 La niña de tus ojos.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.233 seguidores

%d personas les gusta esto: