Cine tejeril: Demolition Man

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

demolitionman

Debut del poco conocido director Marco Brambilla, ‘Demolition Man’ es una película que aúna al menos tres géneros principales: acción, comedia y ciencia ficción. Lástima que sólo resulte interesante cuando se interesa por los dos últimos. Como película de acción, prácticamente todo lo que vemos está terriblemente trillado. Los personajes hablan solos, dicen constantemente aquello que están haciendo –todo un detalle para el público ciego– y, cuando se pelean entre ellos, se pasan casi todo el rato hablándose. Además, cada diez minutos aproximadamente tiene que haber una escena de acción y, para no desaprovechar las actitudes atléticas de los protagonistas, Sylvester Stallone y Wesley Snipes, prácticamente todos sus encuentros acaban con ellos peleando a puñetazo y patada limpia. Para colmo, esas escenas de acción son de lo menos lucido visualmente, en parte por la inexperiencia de Brambilla, en parte porque se nota que el guionista, Daniel Waters, colocó muchas de ellas sabiendo que no le quedaba otro remedio.

Sin embargo, como film de ciencia ficción con abundantes toques cómicos sí es atractiva y, me temo, poco apreciada. Claro que comprendo a cualquiera que no le dé una oportunidad nada más ver qué nombres aparecen en el cartel. A pesar de transcurrir en el futuro, está un tanto envejecida visualmente –los departamentos de vestuario, maquillaje y dirección artística no ayudan–, pero la sociedad estadounidense del 2032 que presenta resulta tan imaginativa como curiosa. Las multas por decir palabrotas, Pizza Hut como único restaurante que ha sobrevivido a la guerra de franquicias o los policías inútiles para la confrontación son algunos de sus mayores hallazgos.

Lo mejor, en cualquier caso, es que nunca se tome demasiado en serio a sí misma gracias a su sentido del humor. Entre otros aciertos, son muchas las referencias cinematográficas, de las que las más graciosas son las menciones a Rambo –uno de los dos personajes a los que Stallone debe su popularidad– y a Arnold Schwarzenegger como ex-presidente de Estados Unidos. Por supuesto, esto último resulta ahora especialmente gracioso (y escalofriante), cuando sabemos que Schwarzenegger llegó a ser gobernador justamente del estado en el que transcurre la acción de la película, California. Lástima, eso sí, que Stallone carezca de vis cómica, porque arruina muchos de los chistes.

demolitionman02

Aciertos y carencias aparte, ‘Demolition Man’ ofrece la rara oportunidad de ver a Sylvester Stallone, más que tejiendo, preparándose para tejer. El personaje que interpreta, un policía especializado en misiones peligrosas, es acusado de la muerte de más de una treintena de rehenes y es condenado a permanecer setenta años criogenizado. Este cruel sistema incluye, no obstante, un programa de rehabilitación. Consiste en estudiar la genética del individuo para averiguar para qué disciplinas está mejor dotado. A continuación se le implantan los conocimientos para realizar esa disciplina y el deseo de dedicarle todo su tiempo libre. Como ya habréis adivinado a estas alturas, sagaces lectores, la disciplina para la que mejor dotado está el personaje de Stallone es tejer punto. No llegamos a verle tejer, seguramente porque no fue capaz y hubo que cortar, pero la escena sí permite ver cómo coge el ovillo y cómo lo enrolla alrededor de su brazo (no nos preguntéis por qué) y se dispone a tejer.

demolitionman01

Además, en la escena siguiente nos enteramos de que ha tejido un bonito jersey rojo con trenzas que, amablemente, le regala a su compañera de trabajo, la policía interpretada por Sandra Bullock –en el que es, dicho sea de paso, uno de sus mejores papeles–.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Cosas que importan.

 Frances Ha.

Las mujeres.

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón.

Enredados (Tangled).

Cine tejeril: Cosas que importan

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

cosasqueimportan

‘Cosas que importan’ es un drama familiar dirigido por Carl Franklin que nos relata la experiencia vivida por una joven periodista a la que su exigente padre le pide que venga a casa a cuidar de su madre cuando a esta le es diagnosticado un cáncer. Lo protagonizan Renee Zellweger (la periodista), Meryl Streep (la madre, ama de casa) y William Hurt (el padre, profesor de literatura en la universidad). Un reparto que por sí solo atraerá la atención de numerosos cinéfilos. Es más, quizá esté bien avanzar ya que los tres están espléndidos pero que la actuación de Streep es, como de costumbre, una maravilla que salva incluso los pasajes menos logrados del film.

El largometraje, especialmente en su segunda mitad, acumula muchas escenas en las que los personajes pronuncian largos monólogos repletos de frases grandilocuentes, donde revelan verdades ocultadas durante décadas o sacan a la luz conflictos que de pronto ya no pueden seguir ni un minuto más sin resolver. También confía mucho en la intensidad dramática que aporta la evolución de la enfermedad, en lugar de aportar esa misma intensidad con un guión más inspirado. Finalmente, la subtrama con el que parece ser un investigador está tan desaprovechada que resta en lugar de aportar.

Dicho esto, el film atesora también muchas cualidades. Además de las ya mencionadas actuaciones y de la más que notable dirección de Carl Franklin, es un placer que los tres personajes principales sean todos complejos y estén repletos de matices. Esto es especialmente bienvenido en el caso del padre, por el que sería muy fácil sentir antipatía de no ser por los muchos trazos que nos ofrece el guión. En conjunto, es una estimable producción que gustará, sobre todo, a quienes deseen pasar dos horas de entretenida catarsis.

onetruething

‘Cosas que importan’ es también la película que permite ver a Meryl Streep tejiendo. En dos escenas del film, ambas cuando su personaje era más joven, la vemos realizando punto. No sabemos si es una técnica que conoce bien, pero vemos cómo teje sin siquiera mirar la labor y parece tener una notable soltura. Además, en varios momentos viste prendas y complementos de punto que perfectamente podrían haber sido tejidos por el personaje que interpreta. Finalmente, el gorro con el que esconde los efectos de la quimioterapia en su cabello también es de punto y tiene aspecto de ‘hecho a mano’.

Otras películas con escenas tejeriles:

 Frances Ha.

Las mujeres.

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón.

Enredados (Tangled).

Desayuno con diamantes.

Cine tejeril: Frances Ha

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

francesha

Noah Baumbach, un director esencial del cine independiente estadounidense, y Greta Gerwig, convertida en musa ‘indie’, colaboraron en el 2010 en ‘Greenberg’, película que, a su vez, fue una de las sensaciones de la escena off-hollywood. Tras este exitoso primer encuentro, iniciaron una relación sentimental y también profesional, dado que conjuntamente escribieron el guión del film que nos ocupa.

‘Frances Ha’ (2012) se interesa por las vivencias de una veinteañera, aprendiz en una compañía de danza, a la que las cosas comienzan a irle cada vez peor. Desde el momento en que su mejor amiga decide dejar el piso que comparten para irse a vivir con su novio, asistimos a sus continuas decepciones amorosas y profesionales.

Retrata una generación y una galería de personajes que resultarán familiares a los seguidores de la serie Girls –para los que este largometraje es una recomendación segura–, y lo hace con un similar sentido del humor pero, todo hay que decirlo, bastante menos intensidad dramática. Ocurre que las peripecias de la protagonista no siempre son muy interesantes y caen en la anécdota en más de una ocasión. Además –y en esto quizá influya la recién estrenada relación amorosa de Baumbach y Gerwig–, ese personaje femenino es mostrado prácticamente siempre desde su lado más amable. Resulta muy fácil sentir simpatía o incluso enamorarse, pero dudo que emocione.

En cambio, la puesta en escena sí es un acierto. Ese es el aspecto más atractivo del film y el que más eficazmente logrará mantener la atención del espectador sensible a estas cuestiones. Por otra parte, Baumbach muestra una vez más su facilidad para dirigir actores, pues todos, desde los secundarios hasta la omnipresente protagonista están estupendos.

francesha

Esta divertida comedia es también una recomendable película tejeril. En la primera secuencia, que presenta la estrecha relación de la protagonista con su amiga, vemos a esta última tejiendo en el sofá. Una contribución más para romper el estereotipo del punto como una labor exclusivamente realizada por ancianas.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Las mujeres.

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón.

Enredados (Tangled).

Desayuno con diamantes.

 Copia certificada.

Cine tejeril: Las mujeres

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

lasmujeres

George Cukor dirigió en 1939 esta película originalmente titulada The Women, basada en la exitosa obra de teatro homónima escrita por Clare Boothe Luce. Una sátira de la alta sociedad neoyorquina que retrata más de una decena de personajes femeninos. En la película, de hecho, sólo aparecen mujeres. Ni siquiera vemos un extra hombre ni suena una voz masculina. Una peculiaridad que obliga a los guionistas a realizar más de un brillante ejercicio de estilo, como reducir la presencia de los varones a llamadas telefónicas y mensajes escritos o poner sus palabras en boca de otros personajes –pienso en la bien resuelta escena de la discusión marital, recreada por el diálogo entre las criadas–.

‘Las mujeres’ es otra de esas películas que explican por qué el Hollywood clásico era considerado una fábrica de sueños. Si todavía resulta fascinante, es fácil imaginar el efecto que debía causar en los espectadores de la época ver el tren de vida de los ricos estadounidenses. Las casas, las fiestas, los pasatiempos y, por supuesto, la moda: incluyendo la deslumbrante secuencia del desfile en technicolor –secuencia que Cukor quiso eliminar, cosa que hubiera sido una pena–. Todo en el film es enormemente seductor, empezando por la belleza y talento de las actrices.

Este espléndido largometraje deparar una de esas raras ocasiones en las que todos sus elementos son magníficos. Buena dirección –no es ninguna sorpresa con Cukor a la batuta–; un afiladísimo, ingenioso e inteligente guión en el que prácticamente cada réplica es para enmarcarla; un reparto excelente; una música más que inspirada; y, finalmente, un apartado técnico impecable. Todo al servicio de este demoledor retrato de la (darwinista) lucha entre mujeres que, a pesar de ser muy crudo en más de una escena, no deja de hacernos reír. No ha perdido apenas modernidad casi un siglo después de su escritura.

thewomen01

‘Las mujeres’ incluye el placer adicional de ver a dos de sus actrices tejiendo. La primera es Lucile Watson, que interpreta a la madre de la protagonista. Sólo se sienta unos minutos en el sofá de la casa de su hija, pero le sobra tiempo para sacar el punto mientras le da a su retoña consejos matrimoniales.

thewomen02

La segunda es Rosalind Russell, protagonista de una escena tejeril aún más divertida. Ella ni siquiera necesita sentarse: en una de las reuniones con sus amigas de la alta sociedad, la vemos tejiendo de pie. Además, demuestra que puede hacer dos cosas a la vez, tejer y su afición favorita: malmeter en conversaciones ajenas. Justo después reaparece tejiendo –ahora sí sentada– mientras ve el memorable desfile en technicolor. No nos gusta nada el personaje que interpreta Russell, pero sí que se lleve el punto donde le plazca.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón.

Enredados (Tangled).

Desayuno con diamantes.

 Copia certificada.

El mago de Oz.

Cine tejeril: Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

pepilucibomc

Comenzando por su memorable título, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón es la peculiar, personalísima e irreverente ópera prima de Pedro Almodóvar. Un film que puede analizarse desde dos puntos de vista principales.

El primero, el sociológico. Uno puede disfrutar de su retrato del Madrid de 1980, un lugar en plena efervescencia, con ganas de libertad, en el que se gestó uno de los movimientos culturales y artísticos más interesantes del siglo XXI en España: la movida. Los personajes que habitan sus escenas –sus tres protagonistas y una amplia galería de secundarios– difícilmente habrían existido de no haberse encontrado en la capital español a principios de los 80.

El segundo, el puramente cinematográfico. En ese sentido, es evidente que Almodóvar estaba aún muy lejos de ser el director virtuoso de sus obras de madurez. El film está repleto de planos descuidados y escenas enlazadas con más o menos fluidez. No obstante, como guionista ya había desarrollado un fascinante universo propio que –por entonces menos que nunca– no es para todos los gustos. La película puede ser visualmente pobre, pero ya deja inspirados diálogos y delirantes situaciones al estilo de las que caracterizan su cine durante la década.

pepilucibom2

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón no sólo es el primer largometraje de Almodóvar. También es el primero en el que vemos a un personaje tejer. Aquí propone una poco ortodoxa clase de punto destinada a que el personaje interpretado por Carmen Maura aprenda a tejerse un jersey: el diálogo que mantienen profesora y alumna no tiene desperdicio. Todo, por supuesto, años antes de que otorgara ese mismo rol a Chus Lampreave en otra divertida escena de Qué he hecho yo para merecer esto. En fin, ahí estaba ya el director manchego rompiendo moldes para el mundo tejeril en 1980.

pepilucibom

Antes de esa escena, además, vemos a una jovencísima Olvido Gara, alias Alaska, luciendo este extravagante tocado: sí, son ovillos -y parecen de mohair, dicho sea de paso-.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Enredados (Tangled).

Desayuno con diamantes.

 Copia certificada.

El mago de Oz.

Paranormal activity.

Cine tejeril: Desayuno con diamantes

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

desayunocondiamantes

He aquí el film en el que se fijaron buena parte de las comedias románticas que se rodaron a partir de 1961. Al menos hasta que Woody Allen diese una vuelta de tuerca al género con Annie Hall, poco más de una década después. Basada en la novela de Truman Capote –espléndidamente adaptada por George Axelrod–, esta es una de esas películas de chico conoce a chica en la que uno sabe desde el inicio que terminarán juntos y bien enamorados. En este caso, lo sabemos desde la segunda escena, en el momento mismo en el que los personajes interpretados por Audrey Hepburn y George Peppard se encuentran por primera vez en el piso de la primera. Por supuesto, lo importante no es el desenlace sino cómo el guionista nos guía hasta él.

En cualquier caso, Desayuno con diamantes (cuyo título original en inglés es mucho más acertado: Breakfast at Tiffany’s) es especialmente recordada por dos razones. Una, evidente, la presencia en pantalla de Audrey Hepburn, una suerte de regalo de la genética a la humanidad. Además, era una gran actriz y está espléndida como la vividora Holly Golightly, a la que aporta tanto su vis cómica como el necesario toque de fragilidad. La otra, no menos evidente, es la música de Henry Mancini, que construye su banda sonora entorno al inmortal tema Moon River.

Hepburn aparte, el largometraje presenta otros atractivos. Desde un punto de vista estrictamente artístico, es notable la dirección de Blake Edwards, un portento para la comedia que firmó escenas de admirable virtuosismo visual. Véase la fiesta en casa de la protagonista: de las más divertidas y animadas jamás filmadas. Un talento para mostrar multitudinarios encuentros al que sacó provecho siete años después en El guateque (The Party). Por otra parte, el tipo de vida que retrata y la ambientación en Nueva York resultan enormemente atractivos. Obras así son las que han alimentado a generaciones de mitómanos.

diamantes01

Desayuno con diamantes incluye una de las escenas tejeriles más memorables de la historia del cine. De nuevo, se debe a que la persona que teje es Audrey Hepburn. El vestido que tiene entre manos –no estamos completamente seguros, pero da la impresión de ser un vestido– no parece una maravilla, pero verla a ella sostener dos agujas de punto es casi una obra de arte, una delicia estética. Además, nos hace gracia que tenga el ovillo colocado dentro de una pecera. ¿No os parece práctico?

diamantes02

Lástima que la escena sea tan breve –apenas si suma unos pocos puntos a su labor–, porque no queda del todo claro si lo hace o no con destreza. Eso sí, durante el diálogo menciona que le ha dado por hacer tricot y para la posteridad dejó un ejemplo de arte tejeril rodeado de elegante sofisticación. Un motivo adicional para adorar este film.

diamantes03

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Copia certificada.

El mago de Oz.

Paranormal activity.

Holiday.

El viaje de Chihiro.

Recopilatorio: recomendaciones del tejedor

Desde finales de Septiembre del 2012, El tejedor ha realizado una recomendación semanal como pasatiempo entre una entrega y otra de su diario tejeril. Artistas, películas, firmas, propuestas artesanales, discos… Es una forma de incluir contenidos no estrictamente ligados al mundo tejeril en nuestro blog, que por lo demás sí se centra en el punto, el ganchillo y el bordado. Son todas propuestas que nos parecen interesantes y recomendables, de modo que hemos decidido recopilar aquí medio año de sugerencias culturales y artísticas.

martinavanda2

(Imagen: Martina Vanda.)

ARTISTAS Y FIRMAS

 Adriana Lozano Roman.

 Carole Hénaff.

 Chichinabo Inc..

 Conrad Roset.

 Julia Sardá.

 Laia Arqueros.

 Lusesita.

 Laura Prim.

 Martina Vanda.

 Neus Lozano.

 Vicky Maldonado.

 Violeta Lópiz.

 Yumi Okita.

elviajedechihiro02

(Fotograma: El viaje de Chihiro.)

CINE TEJERIL

 Copia certificada.

El mago de Oz.

El viaje de Chihiro.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

Holiday.

Paranormal activity.

La angustia de vivir.

La gran belleza.

 Lars y una chica de verdad.

Sobran las palabras.

counterfeit

(Carátula: Counterfeit2.)

DISCOS

 Chopped & Screwed.

 Counterfeit2.

Anterior entrega.