Feeds:
Entradas
Comentarios

Archivos de la categoría ‘Creaciones’

norwegiancowl_01

La Maison Bisoux presenta el quinto patrón de Ángela Gómez Ortega. Esta vez ofrecemos gratuitamente el Cuello Noruego (Norwegian cowl), con el que prosigue nuestro monográfico sobre cuellos. El nombre se debe a uno de los motivos decorativos empleados, la estrella noruega.

norwegiancowl_02

No debería haber errores en el patrón, pero por supuesto, si detectáis alguna errata, os agradeceríamos mucho que nos lo digáis. Por otra parte, según el estándar de dificultad, es un proyecto Fácil, esto es, un 2 de 4 en dificultad.

Las instrucciones están disponibles con esquemas. También se incluye un glosario de los términos y puntos empleados y enlaces a los vídeos que recomendamos, cosa que será de especial utilidad para principiantes.

norwegiancowl_03

Los hilados de nuesta tienda online que recomendamos son Wetterhoff Sofia y Lamana Cusco:

Lamana Cusco

lamanacusco_12jeans

DESCARGA EL PATRÓN AQUÍ.

Ver también:

 Patrón gratis – Bufanda del tejedor.

Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

Patrón gratis – Cuello Falling Cubes.

Patrón gratis – Cuello Escherzade.

 Colorida manta de ganchillo.

Read Full Post »

diario19_03

Tras los posavasos manchados y las manoplas pianísticas, llega una nueva entrega de ‘Los inventos inútiles del tejedor’. Las gafas lloronas son el complemento ideal para despertar la compasión del prójimo. Llora a placer en cualquier situación sin que se te corra el rímel ni enrojecer tus ojos. También sirve para aspirantes a actores que acudan al cásting de una película dramática. Almodóvar seguro que te selecciona.

Pero eso no es todo, dado que suponen un complemento esencial para personas extravagantes y aspirantes a modernos. Olvida las gafas de pasta. Ahora lo que se lleva son las gafas de punto. De hecho, son muchas las marcas de gafas que están planteándose el punto para fabricar sus monturas. Al fin y al cabo son más ligeras y baratas. Es más, quizá muchos no sepan que Dolce & Gabanna está pensando en cambiar su nombre: su famoso logo D&G pasaría a referirse a ‘De punto y Ganchillo’. Algo similar ocurre con la actual Pull & Bear, que pasaría a ser Purl & Bear.

También las ópticas están estudiando la posibilidad de incorporar a su oferta gafas de tricot. Imaginad el eslogan: “Le dejamos la vista a punto”. O peor aún: “¿Eres cejijunto?, pues ponte gafas de punto”. Por otra parte, las visitas al oftalmólogo serían más divertidas:

-¿He perdido vista, doctor?
-No, pero ha perdido un punto. Fíjese, aquí, en la segunda vuelta.
-¿Habrá que operar, doctor?
-No, pero tendrá que deshacer.
-Ay, pues póngame anestesia general, que eso de deshacer siempre lo he llevado muy mal.

En cualquier caso, no nos desviemos del tema. Aún no he mencionado la gran ventaja del invento: ¿por qué llorar lágrimas de cocodrilo cuando puedes llorar lágrimas de ganchillo?

diario19_01

Eso sí, las gafas son multiusos. Puedes llevarlas sin lágrimas como un complemento de última moda más. No me negaréis que se puede causar sensación con ellas. Hasta las puedes llevar en la cabeza para no ser menos chulo que nadie.

diario19_02

Ángela, la otra artífice del invento, fue lo suficientemente incauta como para dejarse fotografiar con ellas, de modo que ha podido ser inmortalizada.

diario19_04

El proyecto:

Este ha sido, una vez más, un proyecto creado conjuntamente con Ángela. Ella tejió las lágrimas, pues el ganchillo y yo seguimos en una fase de cese temporal de la convivencia. Yo, en cambio, tejí la montura, que sí podía realizarse más cómodamente en punto. Además, me gusta que aúne ambas técnicas, dado que me parece que se deberían combinar más habitualmente con fines artísticos.

Datos técnicos:

Montura: tejida con Lamana Ica (10 Königsblau).
Lágrimas: tejidas con Natura, de DMC.
Agujas de punto: Agujas de Tricotar Doble Punta de Bambú – Takumi 20cm.
Agujas de ganchillo: Clover – Ganchillo suave.
Hilo elástico para atar las lágrimas.
Gafas de plástico compradas en Tiger que sirvieron como estructura.

Anterior capítulo / Siguiente capítulo.

[Episodio inicial]

Read Full Post »

Estaba una tarde dando un paseo por Pinterest y apareció esta foto. Tardé poco en conseguir saber cuál era el proyecto y cómo lo había hecho la chica. Se desencadenó entonces la vorágine tejeril: no descansaría hasta tener una manta tan bonita como esa.

mantaganchillo01

Después de descargar el patrón gratuito, empecé a pensar qué lanas podría utilizar. Hacía algunos años mi madre compró de liquidación un montón de ovillos de Katia Merino 100% en bastantes colores diferentes. Además, de la misma calidad en color gris también tenía un buen cargamento. Así que pensé que este sería un proyecto lo suficientemente grande para dar un futuro mejor a estos ovillos. 

mantaganchillo04

Muchos de los colores que tenía no sabía cómo combinarlos: una franja de cada color aleatoriamente, alternar gris y otro color… Al final opté por hacer pequeños gradientes de color intercalándolos con un color neutro. El gris en el centro de los gradientes hace que los colores queden más intensos y al mismo tiempo sirve para diferenciar las franjas suavemente.

mantaganchillo06

Ya estaba todo dispuesto. Una vez decidí el ancho de la manta, me puse a ganchillear. Lo bueno de tejer con ganchillo es que se avanza rápidamente, cuestión de vital importancia en proyectos de esta envergadura. No sabía cuál sería el largo definitivo: la manta sería tan larga como los ovillos grises  lo permitieran.

El proyecto creció velozmente. Constantemente hacía juegos mentales y me cronometraba para ver cuánto tiempo tardaba en realizar cada franja, cuánto mediría, cuántas franjas podría hacer… Me tuvo bastante entretenida. Cada vez que terminaba un gradiente, tenía ganas de ver el siguiente; cuando llegaba a la mitad, quería ver cómo quedaría terminado… Sí, fue un proyecto un poco obsesivo.

mantaganchillo07

A lo largo del proceso de tejer la manta, tuve que utilizar ovillos de otras marcas y calidades para conseguir el efecto deseado. Hasta tuve que acudir a una tienda para hacerme con un par de colores. De todos los proyectos que he tejido hasta ahora, este ha sido el primero faraónico.

La manta seguía avanzando y el color gris iba disminuyendo a buen ritmo. Algunos ovillos los acabé, de otros quedaron restos. Al final, no recuerdo ya muy bien cómo fue, pero sudé porque no sabía si tendría suficiente gris para hacerle a la manta una vuelta de borde de punto bajo y otra con las conchitas. Tanto apuré el hilo que terminé apenas con dos metros de hilo gris. Al final, la puntilla que me animó a tejer la manta se quedó como inspiración.

mantaganchillo08

Después de la carrera de fondo ganchilllera, vino la de rematar todas las hebras. Una tarde, casi sin pensarlo ni meditarlo, cogí aguja lanera y tijeras y, a sangre fría, me puse a rematar. Creo que ya corría abril o mayo cuando estaba prácticamente terminada. Apenas tardé cinco meses en terminarla y me alegra no haberla abandonado al agujero negro de los proyectos a medias. Eso sí, en ese caso seguro que habría mantenido calentitas el resto de prendas a la espera de ser rescatadas. Además, es estupendo haber dado una nueva vida a estos cálidos ovillos.

Ahora ha vuelto el invierno y ya está en nuestro sofá de forma permanente. Me gusta mucho cómo ha quedado y me hace feliz ver tantos colores cuando nos arropamos con ella. Finalmente, los restos de esta manta dieron para uno de estos cojines.

mantaganchillo05

El patrón es muy sencillo y rápidamente se memoriza. Hubiera querido hacer un cojín a juego con la manta, pero las hebras sobrantes no se podían estirar tanto. No obstante, es posible que todavía haya para una secuela de los restos de los restos. No recuerdo la cantidad exacta de ovillos que utilicé pero la manta pesa pasados los dos kilos, así que creo que utilicé aproximadamente unos cuarenta y cinco ovillos.

Otras creaciones tejeriles:

Patrón gratis – Bufanda del tejedor.

 Cojines para la casa Bisoux.

 Nueva chaqueta: feliz reencuentro con Hannah Fetig.

 Mi vida tejeril: manta para bebé.

 Mi nueva chaqueta de lino.

Read Full Post »

bufanda01_03

La Maison Bisoux presenta el cuarto patrón de Ángela Gómez Ortega. El diseño nació cuando El tejedor quiso aprender a tejer bufandas, aventura que relató en la séptima entrega de su exitoso diario. Entonces su cómplice tejeril creó prácticamente sobre la marcha el diseño que veis en las imágenes. Tiempo después, en vista del interés de más de una tejedora, decidió escribir el patrón, que ya podéis descargar gratis en Ravelry.

bufanda01_04

El proyecto ha sido ya comprobado y las diversas versiones del patrón han sido revisadas, de modo que no debería haber errores en el patrón. Pero por supuesto, si detectáis alguna errata, os agradeceríamos mucho que nos lo digáis. Por otra parte, según el estándar de dificultad, es un proyecto Fácil, esto es, un 2 de 4 en dificultad.

bufanda01_01

La parte principal de la bufanda se teje empleando punto de arroz, esto es, una combinación de punto del derecho y punto del revés. Además se incluyen puntos saltados y los extremos están tejidos con punto bobo y puntos saltados, lo que crea el efecto de un falso punto elástico. En cualquier caso, hemos preparado un vídeo didáctico con todos los pasos necesarios para tejer la bufanda.

Las instrucciones están disponibles en texto y con esquemas. También se incluye un glosario de los términos y puntos empleados.

bufanda01_02

La bufanda está tejida con algo menos de una madeja de cada color, así que agotando ambas madejas el tamaño será sensiblemente mayor. Los hilados que recomendamos son los siguientes:

Abuelita Merino Worsted

abuelita_worsted_murgasoul

Abuelita Baby Alpaca Merino

abuelita_merinoalpaca_-_702_-_amarillo

Abuelita Silk Merino

abuelitasilk_5000_coral

DESCARGA EL PATRÓN AQUÍ.

EN NUESTRA TIENDA

Kit: Bufanda del tejedor

kitbufandatejedor_01

El kit incluye:

- 2 madejas de Abuelita Merino Worsted.
- Un par de agujas de bambú Takumi de Clover de 5.50 mm (Opcional)
- Patrón impreso con todas las instrucciones necesarias para tejer la bufanda.
- Caja de cartón.
- Tapa de acetato transparente.
- Cinta de algodón.
- Tarjeta de La Maison Bisoux.

Vídeo didáctico:

Cómo tejer la Bufanda del tejedor.

Ver también:

Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

Patrón gratis – Cuello Falling Cubes.

Patrón gratis – Cuello Escherzade.

 Cojines para la casa Bisoux.

 Nueva chaqueta: feliz reencuentro con Hannah Fetig.

Read Full Post »

Después de tejer este cojín hace dos años, apenas he tejido nada para nuestra casa. Había demasiados proyectos de ropa y otros complementos que llamaban más mi atención que cojines, mantas u otros objetos para el hogar. Pero este año ha habido un punto de inflexión. No sé a qué se deberá pero ahora pienso en proyectos para decorar la casa y que luzca más bonita. A la mente me vienen los preciosos interiores de la casa de Attic24. De momento, os muestro dos de los proyectos listos para estrenar en cuanto llegue el frío a Málaga.

cojin_04

El primero de ellos es este proyecto extraído de un libro de Erika Knigh, Punto Fácil. Es un patrón muy sencillo se tejen dos piezas en espiral, se cosen los extremos y posteriormente se cosen ambas en círculo. Las partes más complejas -para aquellas personas que estén empezando- son las vueltas cortas y las costuras. Pero una vez dominadas las vueltas cortas, el resto es pan comido. Puesto que era tan fácil el proyecto, pensé en tejerlo sólo de una pieza y aprovechar restos que me quedaron de este chal que tejí. Para tejerlo de una pieza multipliqué el número de puntos a montar por dos. Después ya pude seguir las instrucciones del libro.

cojin_02

Otra de las partes menos fáciles de este proyecto son las costuras que hay que hacer para unir los extremos de la espiral. Quería que quedara equilibrado y que no se notaran las costuras en el cojín. Así que comencé con un montaje provisional para después recuperar los puntos y coserlos con una costura invisible al final.

cojin_03

También quería combinar los restos de lana que tenía, por lo que separé cada una de las secciones con dos vueltas de punto bobo. Puse doble hebra para que quedara bien tupido y evitar que entreviera el relleno.

cojin_01

Proyecto en ravelry

Fue un proyecto bastante rápido y entretenido. Además, podéis hacer dos versiones: una fresca de algodón para el verano y otra de lana cálida para el invierno. La de invierno ya la tenemos lista para estrenarla.

El invierno pasado empecé una manta con un montón de ovillos solitarios que tenía en casa. Cuando terminé la manta (en breve os la mostaré), me quedaron un montón de ovillitos con los que no sabía muy bien qué hacer. Primero pensé en realizar un cojín con el mismo motivo que el de la manta pero no tenía suficiente lana en algunos colores. No obstante, la idea de un almohadón a juego con la manta me gustó.

cojin_05b

Una tarde de inspiración empecé con la idea que había estado rumiando durante días. El esquema del cojín es sencillo: se empieza con 8 puntos, se aumenta en las diagonales y cuando llegas al tamaño deseado, comienzas a disminuir. Escogí agujas muy pequeñitas y tejí punto bobo muy apretado. El cojín quedó muy tupido y mullido. En el extremo del cojín, añadí un cordoncito para darle más definición y añadí un hueco en el que posteriormente iría una cremallera.

cojin_06

También quería poder abrir y cerrar el cojín para lavarlo. Pero quería hacerlo con una cremallera. Hasta ahora no había combinado costura con punto y quería experimentar. Una vez terminado el cojín, me puse con la cremallera. No sabía muy bien cómo afrontar el reto así que la primera idea fue coserla a la máquina. Fue un desastre total: no encajaba y quedaba muy arrugado. Dejé los medios eléctricos a un lado, tomé aguja e hilo y la cosí a mano. El resultado ya lo podéis ver vosotras. No está perfecto -las agujas de costura todavía se me resisten-, pero se puede abrir y cerrar y el tejido no quedó ondulado.

cojin_07

Proyecto en ravelry

El patrón de este cojín es creación mía. Estoy escribiéndolo para que lo podáis tejer y aprovechar las madejas que tengáis por casa. Así que si os gusta el cojín y os apetece probarlo antes de que se publique, os agradeceré que me mandéis un mensaje.

Por último, os dejamos una foto de cómo quedan estos dos mulliditos cojines en nuestro hogar bisunero.

cojines

Otras creaciones tejeriles:

 Nueva chaqueta: feliz reencuentro con Hannah Fetig.

 Mi vida tejeril: manta para bebé.

 Mi nueva chaqueta de lino.

 Un nuevo habitante en la casa Bisoux: Alpaco Mer.

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

Read Full Post »

Después de mi primera reconciliación con uno de los patrones de Hannah Fetig, quise tentar a la suerte con una segunda chaqueta. El modelo escogido fue Walpole, de la colección Wool People Vol. 3. Me gustó porque es una chaqueta informal, sencilla y estupenda para las frescas noches malagueñas.

walpole01

Es un modelo tipo de raglán con un cuerpo abierto y un cuello muy llamativo. Se teje desde abajo hacia arriba y en en canesú se unen el cuerpo y las mangas. El cuello se teje al mismo tiempo que el resto de la prenda salvo en la parte superior. Cuando ya se ha completado todo la pieza, el cuello se teje en solitario y se cose posteriormente.

walpole05

En esta ocasión, seguí las instrucciones casi al pie de la letra. Hice unas pequeñas modificaciones, la más importante de las cuales fue la de eliminar la costura del cuello. Así que después de rebuscar entre el alijo pre-bisú, encontré una lana en un tono precioso y me dispuse a tejerla allá por la Navidad de 2012. Avancé bastante rápido y prácticamente terminé el cuerpo durante las vacaciones navideñas. Después se me colaron otros proyectos más urgentes y se quedó en el fondo del cesto. En primavera la retomé.

walpole03

Siempre que tejo una chaqueta, me gusta aprovechar todo el hilo que tengo para evitar que me queden restos. Cuando el modelo está tejido de abajo arriba y las mangas se tejen previamente para unirlas después, siempre hago una modificación para aprovechar el hilo. En lugar de montar las mangas tejidas, realizo un montaje provisional de los puntos que he de unir de la manga al cuerpo y continuo tejiendo hacia arriba. Cuando ya he completado esta parte, retomo los puntos del montaje provisional y tejo las mangas hacia abajo. De esta forma, me aseguro de aprovechar todo el material que me reste.

walpole04

Cuando se termina de tejer el canesú, hay que completar las franjas del cuello que recorre toda la nuca. En esta parte, las instrucciones indican que se han de tejer por separado, se cierran y se cosen a la prenda. Aunque ahora esté aprendiendo a coser con la máquina, en punto prefiero evitarlas siempre que sea posible: en este proyecto fue posible hacerlas desaparecer. Una vez ya estaban las bandas en solitario fui tejiendo el último punto junto con un punto tomado de la chaqueta (en el lado derecho en la banda derecha y en lado revés en la banda derecha). Era como si fuera cogiendo los puntos de los bordes para ir uniéndolos a la banda. De esta forma, la construcción queda más limpia y nos aseguramos que no hemos tejido vueltas de menos ni de más. Cuando ya están tejidas ambas franjas a la pieza, sólo queda rematarlas. Para ello, utilicé el método de cierre de las tres agujas y simulé una costura para unirlas.

walpole06

El patrón es sencillo y muy bien escrito. La única dificultad es la de rematar correctamente el cuello, pero con las instrucciones que os he escrito, podéis conseguirlo sin dificultad. A este patrón sólo le pongo una pequeña falta: al no tener apenas puntos en los delanteros (prácticamente lo que cubre es la parte del remate), la chaqueta se queda un poco abierta. Creo que solucionaré esto colocando algún botón invisible.

Proyecto en Ravelry

Me gusta mucho tejer pero me gusta aún más agudizar el ingenio para evitar costuras o poner en práctica otras técnicas que he aprendido. Espero que estos trucos que os muestro os ayuden a tejer y a disfrutar jugando con las construcciones de las prendas. Lástima que, siendo estudiante de arquitectura, por ahora el único acceso que tenga a la construcción sea la de las prendas de punto.

Propuestas relacionadas:

 Mi vida tejeril: manta para bebé.

 Mi nueva chaqueta de lino.

 Un nuevo habitante en la casa Bisoux: Alpaco Mer.

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

 Maxi bolso bordado.

Read Full Post »

En esta ocasión, os muestro uno de los proyectos más tiernos que he tejido últimamente. De mis agujas salió mi primer regalo para una personita que todavía no conozco, que está por llegar. Con una gran sonrisa, Beatriz me dijo que iba a ser mamá, la primera amiga embarazada llegaba a mi vida. Y con ello, el primer regalo para un bebé.

camillablanket01

Aunque dudé, desde el principio pensé tejer una mantita. Pero lo difícil vino después: ¿qué modelo?, ¿en qué color?, ¿liso o de varios colores? En la inmensidad de Ravelry, no encontraba el proyecto perfecto. Así que dejé que fuera madurando en mi cabeza dándole vuelta a las diferentes posibilidades.

camillablanket04

Al final, de una forma casi inesperada vi el patrón de Carrie Bostick Hoge y pensé que sería el ideal. Ahora ya sólo faltaba escoger el color. Pregunté a unas amigas qué colores les gustaba más: azul o crudo. Hubo una respuesta casi unánime: todas votaron por el crudo. La lana seleccionada fue Abuelita Silk Merino: una lana deliciosa con un brillo espectacular. Ahora sí, ya sólo faltaba tejer la manta.

camillablanket03

Como no tenía margen para deshacer, tuve que tejer la manta tomando decisiones en frío. Opté por tejer con agujas de 6.00 mm: el punto bobo quedaba bastante suelto y la mantita quedaría muy vaporosa y mullidita. Como no tenía claro el tamaño, añadí 24 puntos (una concha) para que tuviera un tamaño generoso.

El diseño de esta mantita es muy sencillo y se puede memorizar a partir de la primera conchita. Es un patrón divertido y nada pesado que se teje bastante rápido. Tanto que tardé unas diez o doce horas en tejerla.  Fue casi una contra-reloj.

camillablanket02

Finalmente, me dio tiempo a tejerla, rematarla y bloquearla a tiempo. Al principio pensaba que no sería necesario bloquear la manta: hay veces en las que el punto bobo saca lo mejor de sí sin ni siquiera estirarlo. Pero como esta prenda iba a estar en contacto con la piel de un bebé, quise eliminar toda la suciedad invisible. El cambio fue para mejor: la manta ganó en definición y en tamaño. Quedó muy bonita y, lo más importante, a la mami le gustó mucho.

Me parece que de ahora en adelante, la temática “regalos para bebés” estará más presente en las listas de mis proyectos. Cada vez hay más mujeres embarazadas a mi lado. ¿Será que ahora sólo las veo a ellas cuando voy por la calle? En cualquier caso, tenemos una futura hornada de tejedores en camino.

Medidas finales: 90 cm x 72 cm

Proyecto en Ravelry

Propuestas relacionadas:

 Mi nueva chaqueta de lino.

 Un nuevo habitante en la casa Bisoux: Alpaco Mer.

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

 Maxi bolso bordado.

 Mi vida tejeril: chales.

Read Full Post »

Mi relación con los patrones de Hannah Fetig ha sido compleja. Cuando empecé mi andadura por los lares tejeriles intenté tejer dos de sus proyectos. Ambos fueron un completo fracaso. El primero de ellos me quedaba muy grande, después grande y en el tercer intento la lana no pudo aguantar. El segundo de ellos no pasó de una manga. Mientras ella continuaba publicando patrones interesantes, mis conocimientos se fueron ampliando. Hace un año, nos volvimos a encontrar sus patrones y yo. Nos reconciliamos.

brisecardigan03

Cuando el verano pasado introdujimos en la tienda el especial lino de Wetterhoff, Akseli 8, me rondaba en la cabeza tejer una chaqueta. De repente, apareció en los proyectos recién publicados de Ravelry esta ligera chaqueta de Hannah Fetig, Brise cardigan. El modelo original utilizaba un lino más grueso del que yo tenía, pero al final mi tensión se ajustaba bien a mi talla con agujas de 3.00 mm.

brisecardigan04

Como os imaginaréis, no fue una chaqueta con la que se avanzase muy rápidamente. Además, es un modelo muy sencillo de raglán, sin ninguna complejidad pero un poquito pesado. Esto fue una pequeña fatalidad para mí. Después de tener prácticamente todo el cuerpo terminado, la abandoné. No obstante, como continúo con el propósito de rematar y terminar proyectos, cuando me fui a Valencia unos días en verano, me la llevé. Sólo me quedaba una manga pero dio bastante guerra.

brisecardigan01

Me había propuesto utilizar dos madejas y evitar dejar restos. Muchas veces mis proyectos van al límite. Con la primera, tejí el canesú y unos veinte centímetros del cuerpo. Con la segunda madeja, tejí las dos mangas y el cuello. Confié demasiado y cuando terminé la segunda manga apenas sí tenía lino para terminar el cuello. Así que tuve que ir deshaciendo poco a poco las mangas hasta conseguir cerrar el cuello. Me quedaron apenas 2 metros de hilo cuando la terminé.

brisecardigan02

Este lino me sorprendió gratamente. En la madeja, el hilo presenta un aspecto rústico y poco agradable. Pero a medida que se va tejiendo se transforma y se vuelve suave y delicado. Además, tiene un color precioso: parece que lleve seda por su brillo.

Esta chaqueta no tiene ningún acabado especial y esto producía que todos los bordes se enrollaran. Después del bloqueo (sin estirar, coloqué alfileres únicamente para desenroscar los acabados), la prenda adquirió su nueva forma y los bordes quedaron rectos, salvo en el cuello porque ajusta al cuerpo. Sin duda, este material es fascinante.

Por otra parte, con esta chaqueta quería unir mi afición al punto y la recién adquirida a la máquina de coser. No pudo ser. Intenté colocarle un bies de raso del mismo tono pero quedaba muy rígido y perdía ligereza.

Lo importante es que he conseguido terminar la chaqueta que hace un año pensé que sería estupenda para el otoño – invierno malagueño. Ahora ya sí está lista para este otoño que llega.

Proyecto en Ravelry.

Propuestas relacionadas:

 Un nuevo habitante en la casa Bisoux: Alpaco Mer.

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

 Maxi bolso bordado.

 Mi vida tejeril: chales.

 Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

Read Full Post »

El pasado viernes 20 de septiembre, tuvimos la oportunidad de ofrecer en la Fnac un curso de introducción al punto. Para tal ocasión, preparé varios proyectos para mostrarles que el punto puede ser divertido y original.

Uno de esos proyectos fue un monstruo de Rebecca Danger, patrón extraído del libro Monstruos de punto. Ya había tejido anteriormente un proyecto de esta diseñadora, estos monstruitos llaveros , así que escogí el siguiente patrón que más me gustaba: Hugo.

alpacomer02

Aunque no lo parezca, Alpaco Mer y Hugo tienen en común su estructura. Es un patrón sencillo, sin mucha dificultad y resultón, aunque sí hay que tener algo de pericia con las agujas circulares o de doble punta para tejer las patas y los brazos. Lo más divertido de este patrón es su caracterización. De todos los Hugos que hay en ravelry, creo que no hay dos monstruos iguales.

alpacomer01

Alpaco Mer tiene un estilo propio. Aunque su cuerpo tiene una peluda capa de alpaca, le gusta siempre ir bien abrigado. En esta ocasión posó con un jersey tejido a mano con merino uruguayo. Es un poco soñoliento y siempre aprovecha cualquier rincón para echarse una siesta allá donde sea: encima de las flores, en la ventana, mientras come… Empezamos a pensar que sufre narcolepsia este habitante bisunero.

alpacomer05

No suelo tejer muñequitos de punto o ganchillo, pero Alpaco Mer me ha enamorado. Es suave, dulce, tierno y muy calentito. Sin duda, me ha animado a tejer más seres lanudos. Tendremos que darle pronto amigos a Alpaco Mer.

alpacomer06

Alpaco Mer en Ravelry

Propuestas relacionadas:

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

 Maxi bolso bordado.

 Mi vida tejeril: chales.

 Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

 Actualización de mi vida ravelriana.

Read Full Post »

A principios de año, una buena amiga me comunicaba que se casaba. Durante un buen tiempo estuve buscando qué ponerme para aquella ocasión, buscaba algo bueno, bonito y barato. Pero no sabía qué hacer. Un día, otra buena amiga, Bea, experta costurera, me propuso hacer realidad un vestido del que llevaba años enamorada con una tela japonesa que también llevaba años en mi armario.

vestidoburda

Dado que soy bastante friolera y la boda era por la noche cerca del mar, pensé que tendría que llevar alguna prenda que me abrigara. La primera idea fue tejer este precioso chal con un lino de Wetterhoff. Tras madurar la idea, opté por tejer una chaqueta. A mi profe también le pareció una estupenda idea para acompañar el vestido.

Y ahí estaba yo otra vez en la espiral de Ravelry buscando chaquetas que combinaran con el vestido. Y de repente, apareció: la chaqueta Audrey de Gudrun Johnston. El siguiente paso fue buscar una lana en un color adecuado para la tela. Después de mucho remirar en el alijo, al final, la lana ideal la tenía delante de mí en la tienda: Sofia, de Wetterhoff, en un burdeos estupendo. Tras imprimir el patrón y ovillar las madejas, rumbo a Granada hice la muestra y empecé la chaqueta.

audreyinunst01

La chaqueta prácticamente está diseñada sin costuras, salvo la de los hombros. Se teje de abajo arriba y las mangas se añaden al cuerpo mediante vueltas cortas. Una construcción muy peculiar que tenía muchas ganas de probar. Así que la empecé con tiempo suficiente para modificar alguna cosa si fuera necesario. Cuántas veces me habré dicho eso y no aprendo.

audreyinunst02

La muestra me encajaba estupendamente con los puntos pero no las vueltas, así que tuve que reducir bastante el número de vueltas tejidas. La primera parte, hasta la sisa, fue muy rápida de tejer y avanza muy rápidamente. La sisas tienen una construcción muy simple y el motivo central muy sencillo. Todo iba en popa y a toda vela.

audreyinunst03
Como no tenía los hombros cosidos, no podía probarme fácilmente la chaqueta para ver qué modificaciones tenía que hacer. Una vez concluida, me la probé y me quedaba grande: tenía que reducir bastante la parte del hombro.  A estas alturas, ya me quedaba sólo una semana para la boda y tuve que ponerme a todo trapo.

audreyinunst04

La construcción de las mangas me pareció perfecta. Es la opción ideal para aquellas que no sean muy partidarias del raglán y prefieran este corte para las prendas. La técnica, a grandes rasgos, recoge los puntos del hueco de la manga y con vueltas cortas se teje la copa superior de la manga. A partir de ahí, la manga se continua tejiendo en circular hasta el puño. Por último, se añaden las bandas de la abotonadura y se remata el escote con un icord.

audreyinunst06

La noche anterior a la boda estaba terminando el icord y la abotonadura. El mismo día de la boda estaba rematando todas las hebritas. Una hora antes de la boda estaba arreglándome y mi madre cosiendo los botones (forrados con la misma tela del vestido). Mi propósito de ir con tiempo suficiente se quedó en un pensamiento.

audreyinunst05

Me gustó mucho tejer esta chaqueta pero tal vez tendría que haber hecho algún ajuste extra para conseguir que me quedara más ceñida en el pecho. No descarto desmontarla aunque de momento no tengo el ánimo suficiente. Por otro lado, me gustó muchísimo la textura y aspecto de esta lana. El color es muy homogéneo y su aspecto es similar al terciopelo.

Como ya imaginaréis, conseguí estrenar el vestido y la chaqueta, todo hecho a mano. Fue un reto bonito, aunque ambas prendas dieran su particular guerra. Además de sacar del armario tela y lanas, los zapatos que llevé el día de la boda también salieron de casa. Estoy muy orgullosa de haber aprovechado cosas que ya tenía. La satisfacción fue doble. Por último, quiero dar las gracias especialmente a Beatriz por su sabiduría, paciencia y delicadas manos. Sin ella, no habría vestido y posiblemente tampoco la chaqueta.

Propuestas relacionadas:

Maxi bolso bordado.

Mi vida tejeril: chales.

Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

Actualización de mi vida ravelriana.

Patrón gratis – Cuello Escherzade.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.166 seguidores

%d personas les gusta esto: