Folk Knitting in Estonia

folknittinginestonia

Folk Knitting in Estonia.
Interweave Press
.
Autora: Nancy Bush.
Ilustradoras: Gayle Ford y Susan Strawn Bailey.
Diseño: Dean Howes.
Diseño portada: Bren Frisch.
Fotografía: Joe Coca.
Publicación: 1999.
ISBN: 978-1-883010-43-0.

Al documentarse para su libro Folk Socks (Interweave Press, 1994), Nancy Bush descubrió la tradición de punto estonia. Fue un amor a primera vista -un amor a primera puntada en este caso-. Viajó al país e inició su inmersión en el folclore estonio. Tanto le apasionó el mundo tejeril del país báltico y tan en serio se lo tomó que sólo cinco años después tuvo listo el libro que nos ocupa. Folk Knitting In Estonia comienza con una breve historia del país, a la que sigue un acercamiento a su folclore: una prueba más de que tejer amplía nuestra cultura.

El tercer apartado, ‘Eventos de la vida’, presenta costumbres y creencias de lo más sorprendentes. Si alguien soñaba con manoplas blancas se interpretaba como premonición de que un vecino iba a morir pronto. Las medias se ponían en rocas sacrificiales a modo de ofrenda para los dioses. Las manoplas se usaban para elegir el lugar en el que construir una casa: tres mitones se rellenaban de grano, tierra y cenizas, y si acto seguido un niño elegía el de las cenizas, por ejemplo, había que construirla en otro emplazamiento, pues en ese corría riesgo de quemarse. Para ayudar a un animal enfermo, se llenaba una manopla de la mano izquierda con agua caliente y se rociaba sobre la espalda del animal tres o nueve veces. Como esas lista otras muchas supersticiones que sitúan el punto en el corazón del folclore del país.

En la siguiente sección, ya dedicada a la tradición del punto, aprendemos datos igualmente curiosos. Por ejemplo, A. W. Hupel, en un libro del siglo XVIII, indicaba que tejer era uno de los conocimientos necesarios de toda ama de casa: aconsejaba que las niñas debían aprender punto a los diez años.

Tras estas valiosas lecciones de historia, comienza la parte tejeril propiamiente dicha. Introduce los esquemas de los principales motivos tradicionales, esas decoraciones geométricas que solemos identificar con el punto estonio. Presenta también las prendas más habituales: manoplas, guantes, calcetines y medias/ calcetines largos.

En la página 41 figura el primer apartado didáctico, pues explica las técnicas necesarias para tejer estas prendas. Desarrolla el montaje de puntos, las disminuciones, la combinación de colores… Llegamos finalmente a los diseños. Una colección de 26 patrones con los que iniciarse en el mundo del punto estonio. Eso sí, advertimos que, a pesar de ser muy inspiradores, son diseños complejos. Posiblemente no sean los más indicados para principiantes. Por otra parte, las explicaciones están muy bien planteadas, pero seguramente tengas que adaptarlas a tu talla.

A la venta en:

Amazon

Otras publicaciones:

Amigurumi de punto. Mochimochi.

 Patucos para bebés tejidos a punto.

 Nuevas bufandas y cuellos de punto.

Adornos tejidos a punto y ganchillo para Navidad.

 Divertidos gorros de punto para niños.

[Biblioteca bisunera]

Anuncios

Un comentario en “Folk Knitting in Estonia

Los comentarios están cerrados.