Erotismo VIII

Las prendas y complementos de punto y ganchillo se prestan al erotismo y a la seducción tan bien como las demás. De hecho, creemos que combinar la ternura que suelen proporcionar ambas técnicas con el erotismo puede ser poderosamente magnético. Evidentemente, la nuestra no es una opinión aislada, pues basta con un paseo por la red y por (selectas) librerías para comprobar que lanas y erotismo forman una deliciosa pareja.  Veamos algunos ejemplos.

Comenzamos con la obra de la artista Megan Hansen-Knarhoi, que creó estas dos eróticas representaciones femeninas en ganchillo. Una negra y otra blanca:

erotismo71

erotismo72

Fuente.

Siguiendo con la dualidad de colores, tejió también estas tetas dobles, blancas por un lado, negras por el otro. Es, según dice la autora, “la manifestación de mi interés y continua investigación en el sexo, la sexualidad, la etnicidad, los estereotipos del color, los significantes y la religión”.

erotismo73

Fuente.

Otra artista que explora el erotismo es Jennifer Boe. Y eso que los dos bordados que hemos seleccionado son los menos explícitos de la colección:

erotismo74

Fuente.

erotismo75

Fuente.

Este es la sugerente foto que la artista Croshame ha publicado en su blog, en el apartado ‘about’. ¿Quién ganará, la monja o el demonio?

erotismo76

Fuente.

Aquí estos genitales improbables de Ben Cuevas: los dos géneros unidos.

erotismo77

Fuente.

Y terminamos con estos seres humanos de buen ver luciendo prendas tejidas:

erotismo78

Fuente.

erotismo79

Fuente.

erotismo80

Fuente.

Anterior entrega.

Anuncios