Cine tejeril: Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

pepilucibomc

Comenzando por su memorable título, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón es la peculiar, personalísima e irreverente ópera prima de Pedro Almodóvar. Un film que puede analizarse desde dos puntos de vista principales.

El primero, el sociológico. Uno puede disfrutar de su retrato del Madrid de 1980, un lugar en plena efervescencia, con ganas de libertad, en el que se gestó uno de los movimientos culturales y artísticos más interesantes del siglo XXI en España: la movida. Los personajes que habitan sus escenas –sus tres protagonistas y una amplia galería de secundarios– difícilmente habrían existido de no haberse encontrado en la capital español a principios de los 80.

El segundo, el puramente cinematográfico. En ese sentido, es evidente que Almodóvar estaba aún muy lejos de ser el director virtuoso de sus obras de madurez. El film está repleto de planos descuidados y escenas enlazadas con más o menos fluidez. No obstante, como guionista ya había desarrollado un fascinante universo propio que –por entonces menos que nunca– no es para todos los gustos. La película puede ser visualmente pobre, pero ya deja inspirados diálogos y delirantes situaciones al estilo de las que caracterizan su cine durante la década.

pepilucibom2

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón no sólo es el primer largometraje de Almodóvar. También es el primero en el que vemos a un personaje tejer. Aquí propone una poco ortodoxa clase de punto destinada a que el personaje interpretado por Carmen Maura aprenda a tejerse un jersey: el diálogo que mantienen profesora y alumna no tiene desperdicio. Todo, por supuesto, años antes de que otorgara ese mismo rol a Chus Lampreave en otra divertida escena de Qué he hecho yo para merecer esto. En fin, ahí estaba ya el director manchego rompiendo moldes para el mundo tejeril en 1980.

pepilucibom

Antes de esa escena, además, vemos a una jovencísima Olvido Gara, alias Alaska, luciendo este extravagante tocado: sí, son ovillos -y parecen de mohair, dicho sea de paso-.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Enredados (Tangled).

Desayuno con diamantes.

 Copia certificada.

El mago de Oz.

Paranormal activity.

Anuncios