Mi muñeca de ganchillo

mimunecadeganchillo

Mi muñeca de ganchillo.
Editorial El Drac.
AutoraIsabelle Kessedjian.
Título originalMa poupée au crochet.
Fotografía: Fabrice Besse.
Estilismo: Charlotte Vannier.
Editora: Eva Domingo.
Traducción: Ana María Aznar.
Revisión técnica: Esperanza González.
Diseño de cubierta: José María Alcoceba.
Edición: 2014.
ISBN: 978-84-9874-404-0.

Isabelle Kessedjian es una de las más destacadas diseñadoras de ganchillo de Francia. Su blog es uno de los más visitados y sus creaciones circulan con extraordinaria rapidez por la red. Esta notoriedad la ha conseguido sin abandonar nunca la sencillez, proponiendo amigurumis estilizados y accesorios más bien convencionales. Ahora bien, eso no impide que todos sus proyectos estén realizados y presentados con exquisito cuidado. Bien tejidos, con una buena selección –y combinación– de colores, atractivo aspecto y, como guinda, excelentes fotos. Es la suma de esos y otros detalles lo que conforma la personalidad y encanto de todo lo que firma. Bien está, por tanto, que Drac acerque esta creadora al público hispanohablante.

Isabelle Kessedjian debutó en el mundo editorial con la recopilación Serial Crocheteuses. Ese es el nombre de su reto periódico, que consiste en realizar un diseño original de crochet a partir de un tema. Reto que, justamente debido a su popularidad, reúne sistemáticamente a numerosas participantes. Además, otorga unidad a la escena ganchillera francesa: examinar la lista de participantes es una excelente manera de descubrir blogs.

Mi muñeca de ganchillo es su segundo libro pero el primero que permite apreciar su universo creativo. Esta es una buena muestra de sus cautivadores diseños. Las primeras cincuenta páginas ofrecen una sucesión de seductoras fotografías, repletas de amigurumis –las muñecas a las que está dedicado el libro– y sus numerosos complementos. Así hasta completar los más de 50 proyectos anunciados en la portada. Esa parte de la edición es de las que da gusto ojear una y otra vez, no sólo por las muñecas, sino también por la colección de diminutos complementos y accesorios: maletas, cojines, ropita, cubos, piscinas, sombreros, cámaras de fotos…

El segundo apartado incluye los patrones de cada proyecto, explicados únicamente con textos: sólo figuran dos esquemas. Ahora bien, desarrolla ampliamente los acabados y montajes y puntualmente ofrece trucos. Lástima que sólo haya cuatro páginas didácticas –más otras dos con consejos al final–, pues entonces hubiera sido un libro redondo, pero es evidente que no es ese el propósito de Isabelle Kessedjian.

Excelente introducción a la obra de una creadora imprescindible y una muy recomendable edición para los amantes de los amigurumis.

A la venta en:

 Amazon

Dos imágenes del libro:

mimunecadeganchillo2

mimunecadeganchillo3

Otras publicaciones:

Cómo unir motivos de ganchillo.

 Trapillo tejido a ganchillo y a punto.

 Curso práctico de punto tunecino.

 Granny Squares con diseños actuales.

Bolsos de ganchillo con diseños modernos.

[Biblioteca bisunera]

8 comentarios en “Mi muñeca de ganchillo

  1. Dónde puedo comprar el libro…lo quiero es bellísima..diganme x favorrt

  2. Es un libro con una fotografía espectacular, por lo demàs muy bàsico y muy incompleto respecto al patronaje, plagado de errores. No coincide las medidas de los vestidos con la muñeca.
    No vale la pena comprarlo.

  3. Hola,mi opinion es la misma que la de Maite y Mara.Las fotografias son muy bonitas,pero las instrucciones son imposibles de entender y está lleno de errores.La verdad que la autora podia haber incluido unas páginas ampliando las instrucciones,al menos justificaría el coste del libro.Me siento estafada.
    No vale la pena comprar el libro,es un engaño.

  4. Lo único bueno del libro es haber conocido a gente maravillosa en un grupo de facebook, digo lo único porque los patrones de los trajes no coinciden en tamaño con la muñeca.
    Mucha foto bonita pero la autora se podía haber esmerado más en los patrones

  5. mi opinion esla misma que la de las demas ,las fotos son preciosas pero es lo unico porque para conseguir hacer la muñeca hay que romperse la cabeza

Los comentarios están cerrados.