Recomendaciones del tejedor: Chopped & Screwed

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un disco:

choppedscrewed

Chopped & Screwed.
Autores: Micachu & The Shapes y London Sinfonietta.
Edición: Marzo 2011.
Discográfica: Rough Trade. (RTRADCD612)
Género: Vanguardia.
Estilos: Nu-Pop; Nu-Rock; Pop/Rock Alternativo.

Aunque Micachu empezó a ser conocida como artista de pop/rock alternativo y experimental, la mayor parte de biografías y artículos a ella dedicados debieron mencionar sus estudios en la Guildhall School of Music and Drama. Y es que Michaela Levi, que así es como se llama tan peculiar artista, podía pasar con toda naturalidad de grabar electrónica experimental con Matthew Herbert, a hacer pop/rock más o menos pegadizo como parte de The Shapes o, más asombroso aún, a componer una obra para The London Philharmonic Orchestra. Pocos artistas saben hacer ambas cosas, ponerse delante del micrófono en el escenario de un club y pasarse horas delante de una partitura que será estrenada en un auditorio. Pues bien, tras debutar en el 2009 con el sorprendente y logrado Jewellery (Rough Trade/ Accidental), Micachu comprendió que podía aunar ambas facetas, su bagaje académico y sus afortunadas incursiones en la industria discográfica.

Chopped & Screwed, título tomado de una expresión que tiene su origen en la escena hip hop ―dicho de manera sencilla, es una técnica que consiste en ralentizar o, al menos, modificar, la velocidad original de un tema―, se presenta con una carátula cuya misión parece ser ahuyentar a los oyentes que no toleren bien la experimentación. Es una forma de decir: ‘ojo, ya os podéis imaginar que en el interior no os espera una música convencional’. Y no, no lo es.

La de Micachu es una obra que convierte en inexistente la tantas veces rígida frontera entre música ‘culta’ y música ‘popular’. Las etiquetas son ridículas de por sí, y aún más la sólida muralla que las separa, que ni siquiera las trompetas de Jericó lograrían derribar. Es muy bienvenido, por tanto, que queden inutilizadas en Chopped & Screwed. La manera con la que Micachu, colaborando con el conjunto de cámara London Sinfonietta, integra elementos de ambos mundos es admirable. Es la clase de música que debería atraer tanto a los consumidores de auditorio con la mente más abierta como a los interesados por la vanguardia que quieran escapar de las fórmulas comerciales.

Es pop con instrumentos de cuerda, o música de cámara de estética pop. Es ambas cosas y ninguna de las dos exactamente. Es imprevisible, estimulante, arriesgada, compleja y, quizá, difícil de digerir durante las primeras escuchas. Figuran nueve cortes porque el disco hay que venderlo de alguna manera, pero en realidad es una única pieza, una suite pop que explora todo tipo de texturas, tempos, fusiones y tonos. No tengo ninguna duda de que este experimento merece la pena, y confirma a Micachu como una de las artistas más interesantes del panorama contemporáneo. Jewellery ya fue un osado debut, pero Chopped & Screwed es una obra de mayor magnitud. Su capacidad para asimilar la vanguardia culta del siglo XX, de Morton Feldman a Iannis Xenakis, de John Cage a Olivier Messiaen, y expresarla con una inmediatez propia del pop y el rock, aún siendo de manera nada obvia, sencillamente, impresiona.

Píldoras musicales:

A la venta en:

Amazon

Otras recomendaciones musicales:

 Counterfeit2.

My Groove Your Move.

Bossa Nova Just Smells Funky.

Comme Si De Rien N’était.

Together.

Anuncios