Cine tejeril: Jules et Jim

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

julesetjimc

Tras debutar con la magnífica Les Quatre Cents Coups (1959) y sorprender con el personal ‘noir’ Tirez sur le pianiste (1960), François Truffaut dirigió uno de sus más conocidos films y, eso seguro, uno de los más apreciados internacionalmente. Jules et Jim es al mismo tiempo la obra que le convirtió en un prestigioso director, un clásico del cine francés y una de las claves para entender la importancia de la Nouvelle Vague. De todos modos, aunque a uno le importe poco su destacado rol en la historia del séptimo arte, esta es una de esas películas que gustarán a la gran mayoría de espectadores sensibles.

Quien se fije exclusivamente en aquello que se cuenta, es decir, en la historia, lo que obtendrá es la atrevida propuesta de un singular ‘ménage à troi’. Pero eso no es todo, dado que también es una historia de admirable amistad y dos inusuales historias de amor más o menos paralelas o sucesivas. Ahora bien, son tantos los temas tratados y tan numerosos los detalles de cada escena, que el film posee una riqueza rara vez lograda. Hasta disfrutamos con una preciosa canción. Y por supuesto, aquello que se cuenta no alcanzaría el mismo grado de seducción de no ser por las interpretaciones de Oskar Werner, Henri Serre y la magnética Jeanne Moreau.

Quien se fije también en cómo se cuenta, apreciará una brillante puesta en escena tan rica como el guión. Truffaut desplegó multitud de recursos, desde frenéticos movimientos de cámara a fotogramas detenidos, además de planos aéreos y transiciones que retratan París. En general, propuso una innovadora, personal y original manera de rodar, de ahí que se ponga como ejemplo de los avances aportados por la Nouvelle Vague.

julesetjim

Este maravilloso film suma un atractivo más, y es que el personaje más memorable, Catherine, el interpretado por Jeanne Moreau, teje. Sólo la vemos una vez, pero es una entrañable escena en la que hace punto junto a su hija. En fin, es una prueba más de que las más interesantes personas incluyen el punto (y el ganchillo, poco importa) entre sus aficiones.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Cándida.

Los inútiles.

Persépolis.

Alas de mariposa.

El viaje a ninguna parte.

Un comentario en “Cine tejeril: Jules et Jim

Los comentarios están cerrados.