Recomendaciones del tejedor: Bossa Nova Just Smells Funky

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventuras, El tejedor recomienda un disco:

bossanovajust

Bossa Nova Just Smells Funky.
Autor: The Bahama Soul Club.
Edición: Agosto 2010.
Discográfica: Buyú Records. (BU 005CD)
Género: Blacktrónica.
Estilos: Nu-Bossa; Nu-Jazz; Nu-Funk; Nu-Latin; Electro-Tango.

Bossa Nova Just Smells Funky es una obra continuista respecto al álbum debut de The Bahama Soul Club. Pero claro, cómo no iba a serlo, si incluso trabajos de proyectos diferentes fueron prácticamente calcados. Me refiero, evidentemente, a Rhythm Is What Makes Jazz Jazz (Buyú Records, 2008), el primer trabajo de esta propuesta, que en muchos aspectos fue una repetición de Bossa Nova Is Not A Crime (Agogo Records, 2007), el disco con el que se presentó The Juju Orchestra.

El punto en común de ambos proyectos es Oliver Belz, mitad del dúo con nombre de orquesta exótica, y único responsable de The Bahama Soul Club. Pero es que no sólo no se preocupó por disimular los parecidos entre una y otra propuesta o entre tres álbumes sucesivos, sino que los acentuó. Es comprensible que tomase esa decisión, pues en el 2008-2010 la industria, y no me refiero únicamente a la musical, no favorecía precisamente los experimentos.  De modo que si Oliver Belz había dado con una fórmula de éxito ―y así ocurrió, pues Bossa Nova Is Not A Crime fue muy bien acogido―, es lógico que tratase de repetirla.

El carácter continuista de Bossa Nova Just Smells Funky se refleja sobre todo en la música, pero lo recalcó hasta el punto de proponer un diseño muy similar y un inspirado y largo título al estilo del igualmente acertado Rhythm Is What Makes Jazz Jazz. Y es que los parecidos llegan al extremo de, sin pudor alguno, iniciar el disco con King’s Wig, en el que, ¡sorpresa!, también escuchamos un sample de voz describiendo una música sobre un fondo rítmico. ¿Os suena de algo? Exacto: el mismo recurso empleado en Kind Of Latin Rhythm, de The Juju Orchestra, y en But Rich Rhythms, el tema inicial del debut de The Bahama Soul Club. En fin, es un aviso, porque el resto del álbum retoma las mismas coordenadas estilísticas ―funk, jazz y bossa nova reinterpretadas en clave electrónica― y estéticas ―fusión de electrónica e instrumentación, de un cierto toque vintage y una producción orientada a los clubs―.

El resultado es otra estupenda obra de blacktrónica easy listening, con estimables colaboraciones vocales, que se escucha con agrado de principio a fin, pero que no se preocupa excesivamente por innovar. Eso sí, se le debe reconocer a Oliver Belz su voluntad, por mínima que sea, de explorar nuevas fusiones, cosa que hace en Tangossa, su particular incursión en el mundo del electro-tango vía su querida bossa nova, ese estilo que aquí huele a funk. Por otra parte, el listado de temas se completa con tres reinterpretaciones de temas de Rhythm Is What Makes Jazz Jazz, el primero de ellos firmado por The Bahama Soul Club, los otros dos por aventajados compañeros de escena: Club Des Belugas y Smoove. No es que añadan gran cosa desde un punto de vista artístico, pero se agradecen de todos modos.

Píldoras musicales:

A la venta en:

Amazon

Otras recomendaciones musicales:

Comme Si De Rien N’était.

Together.

Mondo Amore.

Magic Ensemble.

Mugiboogie.

Un comentario en “Recomendaciones del tejedor: Bossa Nova Just Smells Funky

Los comentarios están cerrados.