Mi nueva chaqueta de lino

Mi relación con los patrones de Hannah Fetig ha sido compleja. Cuando empecé mi andadura por los lares tejeriles intenté tejer dos de sus proyectos. Ambos fueron un completo fracaso. El primero de ellos me quedaba muy grande, después grande y en el tercer intento la lana no pudo aguantar. El segundo de ellos no pasó de una manga. Mientras ella continuaba publicando patrones interesantes, mis conocimientos se fueron ampliando. Hace un año, nos volvimos a encontrar sus patrones y yo. Nos reconciliamos.

brisecardigan03

Cuando el verano pasado introdujimos en la tienda el especial lino de Wetterhoff, Akseli 8, me rondaba en la cabeza tejer una chaqueta. De repente, apareció en los proyectos recién publicados de Ravelry esta ligera chaqueta de Hannah Fetig, Brise cardigan. El modelo original utilizaba un lino más grueso del que yo tenía, pero al final mi tensión se ajustaba bien a mi talla con agujas de 3.00 mm.

brisecardigan04

Como os imaginaréis, no fue una chaqueta con la que se avanzase muy rápidamente. Además, es un modelo muy sencillo de raglán, sin ninguna complejidad pero un poquito pesado. Esto fue una pequeña fatalidad para mí. Después de tener prácticamente todo el cuerpo terminado, la abandoné. No obstante, como continúo con el propósito de rematar y terminar proyectos, cuando me fui a Valencia unos días en verano, me la llevé. Sólo me quedaba una manga pero dio bastante guerra.

brisecardigan01

Me había propuesto utilizar dos madejas y evitar dejar restos. Muchas veces mis proyectos van al límite. Con la primera, tejí el canesú y unos veinte centímetros del cuerpo. Con la segunda madeja, tejí las dos mangas y el cuello. Confié demasiado y cuando terminé la segunda manga apenas sí tenía lino para terminar el cuello. Así que tuve que ir deshaciendo poco a poco las mangas hasta conseguir cerrar el cuello. Me quedaron apenas 2 metros de hilo cuando la terminé.

brisecardigan02

Este lino me sorprendió gratamente. En la madeja, el hilo presenta un aspecto rústico y poco agradable. Pero a medida que se va tejiendo se transforma y se vuelve suave y delicado. Además, tiene un color precioso: parece que lleve seda por su brillo.

Esta chaqueta no tiene ningún acabado especial y esto producía que todos los bordes se enrollaran. Después del bloqueo (sin estirar, coloqué alfileres únicamente para desenroscar los acabados), la prenda adquirió su nueva forma y los bordes quedaron rectos, salvo en el cuello porque ajusta al cuerpo. Sin duda, este material es fascinante.

Por otra parte, con esta chaqueta quería unir mi afición al punto y la recién adquirida a la máquina de coser. No pudo ser. Intenté colocarle un bies de raso del mismo tono pero quedaba muy rígido y perdía ligereza.

Lo importante es que he conseguido terminar la chaqueta que hace un año pensé que sería estupenda para el otoño – invierno malagueño. Ahora ya sí está lista para este otoño que llega.

Proyecto en Ravelry.

Propuestas relacionadas:

 Un nuevo habitante en la casa Bisoux: Alpaco Mer.

 Mi vida tejeril: chaqueta de boda.

 Maxi bolso bordado.

 Mi vida tejeril: chales.

 Patrón gratis – Bee Cowl / Cuello Bee.

2 comentarios en “Mi nueva chaqueta de lino

  1. A mí me pasó algo muy parecido con Akseli, le llegué a coger mucha manía… y ahora el Color Affection que hice con ella es de lejos el chal que más uso.

  2. Te ha quedado una chaqueta preciosa, Angela y es ideal para los días frescos del otoño, que parece aún no se decide a venir…

Los comentarios están cerrados.