La importancia de tejer muestras

Siempre que deseamos tejer una prenda que ha de adaptarse al cuerpo es conveniente realizar una muestra. Aún más si el hilo que hemos escogido no posee unas características similares al que se emplea en el patrón. Habitualmente, las muestras se realizan para chaquetas, jerseys, guantes/mitones/manoplas, calcetines… En el caso de chales, es suficiente con escoger un hilo de un grosor similar al que emplea el modelo.

Una muestra es una referencia de los puntos y vueltas que hay en un área determinada. Según el tipo de patrón, este área de referencia puede ser de 10 x 10 cm2 (4″), de 5 x 5 cm2 (2″) o de 2,5 x 2,5 cm2 (1″). Las muestras deben tejerse con el tipo de punto que indica el patrón y con un grosor de aguja adecuado. No es lo mismo tejer una muestra de punto musgo que de punto de jersey: en la primera tendremos más puntos y vueltas que en la segunda. Tampoco es lo mismo tejer una muestra con agujas de 3.5 o de 5.0 mm. Vuestro proyecto se puede desvirtuar completamente si no tenéis en cuenta el punto indicado por la diseñadora para la muestra.

A continuación indicamos qué aspectos hay que tener en cuenta para obtener un buen resultado de la muestra:

  • No es obligatorio realizar una muestra de 10 x 10 cm2. Se pueden montar los suficientes puntos (10 puntos extra respecto a lo aconsejado) y tejer las suficientes vueltas para poder medir con comodidad (aproximadamente 5 cm).
  • Es mejor cerrar la muestra y no dejar los puntos en las agujas.
  • No estires excesivamente la muestra, tienes que dejarla con su caída natural.
  • Hay fibras que estiran/encogen después de lavadas. Es aconsejable lavar la muestra en estos casos.
  • Las muestras que incluyan calados siempre hay que lavarlas y bloquearlas. Sólo de esta forma sabremos cuál es el tamaño real de la muestra tejida.

medirlamuestra

(Compra aquí este Medidor y calibrador Addi)

Comparaciones: muestra tejida – muestra patrón

Supuesto 1. Si el hilo escogido es de un grosor similar y la muestra tejida con las agujas que recomienda es exacta a la del modelo, estás de enhorabuena. El siguiente paso será escoger directamente la talla que deseis tejer.

Supuesto 2. Si por el contrario tu muestra varía en dos o tres puntos respecto del modelo, todavía tenemos un as en la manga para conseguir que coincidan.

  • 2A. Si tu muestra mide de uno a tres puntos más, puedes volver a tejer la muestra con una aguja de 0,5 mm menos. De este modo, la muestra quedará más apretada pero posiblemente resuelvas el asunto de la muestra.
  • 2B. En cambio, si la muestra tiene de uno a tres puntos menos, una aguja de 0,5 mm más puede ser la solución.

Supuesto 3. El tercer caso que puede presentarse es que sean muchos los puntos de diferencia entre la nuestra y el modelo. En este supuesto tenemos dos posibilidades. La primera sería tejer una talla más grande o más pequeña para conseguir la nuestra. Todos los patrones con tallas dan las medidas clave que hay tener en cuenta para escoger la talla. Por ejemplo: en una chaqueta, el contorno del pecho; en un gorro, el diámetro de la cabeza; en un calcetín, el largo de la planta y la circunferencia del pie. Estas medidas definen cada uno de los modelos, pues el resto guardan proporcionalidad con ellas. Por lo tanto, sabiendo cuál es tu medida clave (contorno de pecho, diámetro de la cabeza..), con una regla de tres podemos saber cuántos puntos son necesarios en ese lugar:

Pts [mis puntos] = Pts [mi muestra] x Cms [mi medida] / 10

Una vez obtenemos este número mágico, hay que volver al patrón y buscar el lugar en el que indican cuáles son los puntos que hay para las diferentes tallas de esta medida de referencia. Si el patrón tiene las suficientes tallas, escogeremos aquella que se acerque más al resultado que hemos obtenido. A partir de ese momento, tendrás que seguir las instrucciones de la talla que coincide para tu muestra. Si, por ejemplo, tienes 95 cm de pecho y en tu muestra salen más puntos que en la muestra del modelo, podrías tejer el modelo de la talla 85. En cambio, si te salen mucho menos puntos, podrías que tejer el modelo de la talla 105 cm.

Supuesto 4. Normalmente, salvo excepciones, los patrones no incluyen desde la talla 34 hasta la 54. Así que si tú y tu muestra no estáis en ninguno de los supuestos anteriores, el cuarto supuesto es rehacer todo el patrón con tus propios números. Con sencillas reglas de tres, debes ir traduciendo los puntos del patrón para tu talla en cm y, posteriormente, volverlos a traducir de cm a los puntos/vueltas según tu muestra. Igual que en otro sistema de medida, los puntos y los centímetros están relacionados. La muestra es elemento que los une y los define.

Consejos finales:

Es importante que tengas muy en cuenta cuál es el resultado que buscas. Si es una chaqueta lisa y gruesa, es conveniente que el punto quede apretado. Por otro lado, si deseáis que sea una pieza ligera la muestra debe quedar más suelta y floja. Esto es una cuestión personal, es vuestra decisión.

Aunque penséis que el tiempo empleado en realizar una muestra es mal empleado, no lo es del todo. En el proceso de elaborar una muestra, estáis en contacto con el hilo, puedes saber si el material de las agujas empleado te gusta o no, si permite que el hilo se mueva con soltura, cómo se comporta cuando lo tejes con un determinado punto… Es un tiempo que te ayuda a conocer mejor la fibra que estás tejiendo. En el caso de que no realices la muestra y a ‘ojímetro’ escojas la talla, puede suceder que tengas que deshacer medio jersey porque no te va bien la talla.

Todo lo reflejado en este artículo es una aproximación empírica, son mis apreciaciones a lo largo de mi experiencia como tejedora. Espero que estos consejos te sirvan de ayuda.

Sólo espero que no os pase como a la protagonista de esta viñeta de Natalie Dee:

-Estoy haciendo un suéter que no me queda bien.

-La muestra es para cobardes.

Otros posts didácticos:

 Medidas estándar para gorros y calcetines.

 El estándar de peso de las madejas.

 Medidas estándar para bebés, niños, mujeres y hombres.

 Aviones y agujas: los proyectos pasajeros.

 Cómo tomar las medidas del cuerpo para tejer.

Nota: otros posts didácticos, junto con algunos de los más importantes posts de la historia del blog, están recopiladas en la sección Lo más destacado.

4 comentarios en “La importancia de tejer muestras

  1. Muy interesante y didáctico. Me encantan estos apuntes sobre técnica de tejer que nos ofrecéis.

  2. Se agradecen estos tutoriales, tanto para aprender cuando se novat@, como para refrescar conceptos o aprender algo nuevo, cuando se es expert@.

Los comentarios están cerrados.