Cine tejeril: Volver

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

volver

La primera década del siglo XXI es una de las más irregulares de la ya amplia filmografía de Pedro Almodóvar. Al éxito de Todo sobre mi madre (1999) le sucedieron Hable con ella (2002) y La mala educación (2004), ambas recibidas con elogios menos generalizados. Peor suerte aún corrió Los abrazos rotos (2009), que obtuvo críticas menos benévolas y una de las taquillas más exiguas de su trayectoria. Entre estas películas, todas interesantes aún no siendo redondas, surgió una maravilla de escueto título: Volver. Un film que muestra al mejor Almodóvar, aquel que logra maridar una dirección impecable con un inspiradísimo guión.

Durante la mencionada década, el director español parecía privilegiar una concepción más oscura de sus habituales dramas. En Volver, aunque sigue moviéndose en el terreno del melodrama, otorga mayor protagonismo al humor. Un humor que se puede calificar de almodovariano, pues desarrolla señas de identidad, temas y puntos de vista habituales en su filmografía. Es justamente esta convivencia entre drama y humor la que explica el poderoso encanto de esta narración. Eso y una historia que, bien anclada en el costumbrismo, desarrolla una premisa de admirable originalidad y sorprendente desenlace. Además, nos regala unos excelentes personajes, especialmente una protagonista, Raimunda, que bien podría erigirse en arquetipo de la mujer de clase media-baja habitante de ciudad pero criada en un pueblo.

Volver ofrece también la oportunidad de disfrutar con un Almodóvar que, a una buena dirección y mejor guión, suma la que debió ser una espléndida dirección de actores. Aquí están todos estupendos. En el caso de Penélope Cruz, Lola Dueñas, Blanca Portillo y Carmen Maura, de hecho, estas son de las mejores interpretaciones de su carrera. Luego, por supuesto, está una Chus Lampreave a la que, natural como siempre, nos gustaría ver más minutos en pantalla.

volver

Como en otras películas del cineasta, el punto hace acto de presencia. En una de las últimas escenas del film, vemos a Carmen Maura tejiendo, aunque apenas si le da tiempo a completar unos puntos dado que es interrumpida. En cualquier caso, este es otro de los films recomendables con escena tejeril.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Las chicas del calendario.

 Las vírgenes suicidas.

 Wallace y Gromit: la maldición de las verduras.

 Bajo las estrellas.

 Cinema paradiso.