Ann Budd

Ann Budd es una de las más importantes autoras de libros tejeriles. Suyas son tres ediciones convertidas en clásicos del punto: The Knitter’s Handy Book of Patterns (Interweave Press, 2002), The Knitter’s handy book of sweater patterns (Interweave Press, 2004) y The Knitter’s Handy Book of Top-Down Sweaters (Interweave Press, 2012). Toda librería tejeril seria especializada en punto debe contar con varios ejemplares de su bibliografía, ligada a la editorial del grupo Interweave. Su faceta como diseñadora es menos conocida que su vertiente didáctica -más precisamente, que sus asombrosas tablas de patrones para múltiples grosores de lana y tallas-, así que es esa primera faceta la que destacamos en este post.

Antes de comentar los nueve diseños que hemos seleccionado, conviene saber que aprendió a tejer en 1968, durante el año que pasó en un colegio de Suiza, donde todas las chicas tenían que aprender punto como parte de una asignatura obligatoria. Aunque no abandonó la recién aprendida técnica durante el resto de su adolescencia y juventud, prefirió centrarse en sus estudios, de modo que en 1983 obtuvo una licenciatura en geología. Seis años después, en cambio, decidió probar suerte en el mundo de las labores. Logró un trabajo en la revista Handwoven, de Interweave Press, y posteriormente trabajó como editora de los libros de punto y costura de esta misma editorial. En 1996 nació Interweave Knits, revista de la que fue editora y que lanzó su carrera en el mundo del punto. Desde entonces se ha convertido en una de las referencias de la escena tejeril.

annbudd

Guston.

Encargo realizado por Brookyln Tweed, la compañía de Jared Flood, en el que desarrolla un estilo a medio camino entre un elegante clasicismo y un sensible toque de modernidad. Aire un tanto rústico y construcción original para un jersey (que fácilmente se puede convertir en una chaqueta) relativamente sencillo de tejer. Los botones de madera, además, nos parecen una muy buena elección.

annbudd2

Gansey Clock Socks.

Este es uno de esos diseños que, aún siendo visualmente atractivos, sólo aprecian enteramente quienes poseen nociones de punto. Buena parte de su interés radica en la utilización de patrones de puntos inspirados en los empleados en los jerseys Gansey . Asegura la autora que quería lograr un calcetín tan elástico que fuese un abrazo para las piernas y los pies. A juzgar por la imagen parece que lo logró. Además, fijáos en la belleza y riqueza de las texturas que propone, incluyendo unas deliciosas trenzas.

annbudd3

Bellefleur Shawl.

Un chal muy indicado para quien disfrute tejiendo con agujas medianas(3.75 mm), esta vez creado para Quince and Co., la compañía de la que la también diseñadora Pam Allen es copropietaria. Para comprender por qué nos ha seducido esta prenda basta con fijarse en el que dibujo que propone imitando a las flores.

annbudd4

Annie’s Scarf.

Otro encargo de Quince and Co. que, como suele ser habitual en ella, se instala en un punto intermedio entre clasicismo e innovación. El motivo de esta bufanda no se cuenta entre los más atractivos de su trayectoria, pero es muy resultona y fácil de tejer, cosa que constituye un muy buen aliciente.

annbudd5

A Twisted Little Raglan.

Este jersey es uno de los diseñados para The Knitter’s Handy Book of Top-Down Sweaters. Quiere eso decir que está pensado para ser tejido en una sola pieza, de modo que cuando acabes de tejer has acabado con la prenda. Por lo demás, es un diseño tan sencillo como eficaz, construido con raglán y un fino y delicado punto elástico para realizar los acabados.

annbudd6

Undulating Rib Socks.

Estos calcetines son de los que explican por qué Ann Budd ha escrito un libro enteramente dedicado a dicha prenda: es una de sus especialidades. Muy aconsejable para disfrutar practicando aumentos y disminuciones o, en caso de que uno ya posea cierto nivel, para tejer sin tener que pensar demasiado. Un repetitivo motivo geométrico inspirado por un libro de punto japonés, según reconoce la autora.

annbudd7

Bobble Scarf.

Bufanda con aspecto de chal cuyo patrón está disponible gratis. La autora se inspiró en la estética de las bufandas tejidas a máquina, sólo que aquí consigue el efecto con una prenda tejida a mano. Esas originales bolitas (madroños) que veis se realizan con trenzas de 4×4, pero no de la manera tradicional. En esta ocasión, 4 de los puntos 8 puntos que componen la trenza se giran y producen ese peculiar efecto.

annbudd8

Argyle Vest.

Para quien disfrute tejiendo con color he aquí una recomendación segura. Este chaleco pertenece al libro Color Style: Innovative to Traditional, de modo que es un excelente ejemplo de esa dialéctica que se establece en tantos diseños de la autora, que no llegan a ser ni del todo clásicos ni estrictamente contemporáneos. Muy indicado para practicar la técnica Intarsia, pues se requiere cierta pericia para obtener el resultado deseado.

annbudd9

Aime Shawl.

Tercer encargo de Quince and Co. que seleccionamos, se trata de un chal que se teje con agujas de 4.5 mm y lana Fingering / 4 Ply. Buena parte de su encanto reside, evidentemente, en el motivo decorativo que propone, un panel triangular con rombos al que le añade una delicada y fina puntilla, cosa que favorece la espléndida harmonía visual del conjunto.

Ver también:

theknitters theknittershandy theknittershandytopdown

Otras diseñadoras:

Pam Allen.

Jared Flood.

Erika Knight.

Cirilia Rose.

Gudrun Johnston.

Nota: otros posts de esta serie, junto con algunos de los más importantes de la historia del blog, están recopilados en la sección Lo más destacado.

Un comentario en “Ann Budd

Los comentarios están cerrados.