Tiendas de lanas: Nueva York

Allá por el verano de 2010, gracias a una persona maravillosa, tuve la oportunidad de estar prácticamente un mes en Nueva York, tres semanas para ser exactos. Fue mi primer viaje en el que, entre las visitas a los monumentos y museos, incluí una selección de tiendas de lanas que quería visitar. Meses antes, había retomado mi afición por el punto gracias, en gran medida, a las Tricotadeiras do Porto y a Ovelha Negra.

La oferta de agujas y lanas en Nueva York es inmensa. Las tiendas neoyorkinas son un sueño: están todas esas madejas preciosas que aparecen en Ravelry y que difícilmente se pueden encontrar en Europa y menos aún en España -salvo en nuestra tienda, claro-. Además, se ven agujas espectaculares, calidades estupendas… En definitiva, Nueva York es uno de los paraísos de las tejedoras.

A continuación, os dejo algunas de las tiendas que visité (alguna de ellas en un par de ocasiones porque la primera vez que fui no pude decidirme ante tantas cosas espectaculares).

nuevayork_purlsoho

[Fuente foto]

Purl Soho

459 Broome Street. Nueva York.

Esta fue una de esas tiendas a la que tuve que volver hasta tres veces porque algo me tenía que llevar de allí pero no sabía el qué. En esta tienda están la mayoría de los “sueños americanos” de las tejedoras: Cascade yarns, Habu, Blue Sky Alpacas, Manos del Uruguay… Además de una exquisita selección de lanas e hilos, tenían una pequeña biblioteca con libros de Zimmermann y ediciones japonesas.  De hecho, esta mecenas mía me obsequió con uno de los clásicos de Zimmermann, The Opinated Knitter.

Además de todas estas delicias, la tienda es un lugar adorable, cuidada al máximo detalle, todo muy bien colocado y ordenado. Si vais alguna vez a Nueva York, este es uno de los templos de la peregrinación lanera.

nuevayork_seaportyarn

[Fuente foto]

Seaport Yarn

181 Broadway. Nueva York.

Esta es una de las tiendas más peculiares en las que estuve. Se encuentra en un cuarto piso por lo que no es fácil dar con ella. Toda la tienda tiene suelo enmoquetado y la dependienta no tiene cara de buenos amigos. En cambio, la selección de lanas que ofrece es estupenda. En esta tienda encontraréis una pequeña selección de marcas como Noro, Cascade yarns, Malabrigo, Araucania, algo de Rowan y muchas más. Una de las cualidades que tiene esta tienda, y que yo no supe aprovechar cuando estuve, es que dispone de una enorme biblioteca con muchas revistas a precios irrisorios. En aquel momento me pilló a mí muy verde en cuestiones bibliográficas laneras.

nuevayork_lionbrand

[Fuente foto]

Lion Brand Yarn Studio

34 W. 15th Street. Nueva York.

Esta fue la tienda que menos me emocionó, a la que no volví y de la que no me llevé nada. Todavía no me lo creo. Esta tienda es una de las tiendas oficiales de la propia marca Lion Brand. Es una tienda preciosa y muy bien cuidada pero en cuestiones lanares no me despertó mucho entusiasmo. La mayoría de las lanas que había eran acrílicas (ya había pasado esa época) y yo andaba a la caza de cosas más exóticas que un acrílico+lana.

nuevayork_habutextiles

[Fuente foto]

Habu Textiles

135 W 29th Street, Suite 80. Nueva York.

A esta tienda fui y volví. Fue la tienda más misteriosa que visité. Las chicas que te atienden son japonesas, muy amables y sonrientes. Esta tienda, oficina de la marca japonesa, es ese cuartito que veis, lleno de cestos, conos e hilos por doquier. Pues lo peculiar de esta tienda es que, al otro lado de las paredes, debía de haber un almacén infinito, del cual las chicas no paraban de sacar hilos. Las clientas habituales de la tienda (yo no estaba muy bien formada en la indisioncrasia habu) venían directamente con una lista de hilos que querían o con libros deliciosos (maldita sea que no sepa japonés), cruzaban unas palabras con las japonesas amables y estas, segundos después, aparecían cruzando unas delicadas cortinas con todo lo que les habían pedido. ¡Era la casa de los deseos lanares! En mi caso, como no estaba muy formada en la marca, picoteé de los cestos y me traje un madeja de bambú espectacular. Si visitáis esta tienda, no hagáis como yo y buscad el top 5 de esta marca.

nuevayork_knittycitty

[Fuente foto]

Knitty City

208 W. 79th St. Nueva York

Esta es otra de las tiendas maravillosas a las que es necesario ir (y volver si es posible). Al igual que el resto, tenían las “katias” del país: Cascade yarns, Lotus, Malabrigo, Brown Sheep. Allí descubrí Madeline Tosh y por fin entendí el prestigio de esta marca: colores y calidades eran música celestial para mis manos y ojos. No os negaré que fue muy difícil escoger pero conseguí traerme sólo una madtosh.

También disponían de libros, revistas y números atrasados de Interweave Knits, Knitscene, Vogue Knitting… La chica de la tienda fue muy amable y se sorprendió de lo lejos que venía a comprar.

nuevayork_annie&co

[Fuente foto]

Annie & Company Knitting

1325 Madison Avenue. Nueva York.

Esta fue una de las tiendas más cálidas que visité, creo que en gran medida porque cuando entré había una reunión de tejedoras allí. Noro, Berroco, Cascade yarns y Rowan fueron algunas de las estupendas marcas que encontré allí. Además, esta tienda me sacó una sonrisa al ver en sus estanterías hilos de Katia. ¿Katia en Estados Unidos será una marca exótica? Tenía que haberle preguntado a la señora.

Si sois de las que como yo quieren continuar aumentando su biblioteca lanera, en las librerías de Nueva York suele haber una sección de Manualidades con una completa selección de títulos de punto y ganchillo. Estuve en varias librerías, una de ellas Barnes & Nobles (no recuerdo en cuál de ellas, es una franquicia), y fue una delicia poder hojear todos esos libros que habitualmente compras a ciegas y de “leídas” (en los foros).

Por último, También visité la tienda Yarntopia pero, lamentablemente -o afortunadamente para el bolsillo, según cómo se mire- ya no está en Nueva York. En esta tienda había una selección de marcas anteriormente citadas. Su dueña fue muy amable y se ha trasladado con su tienda hasta Filadelfia.

Reflexión final: durante el tiempo que estuve en Nueva York, me parecía que era espectacular pero nada excepcional. Ay, qué ingenua. Desde entonces, periódicamente me transporto en sueños con mis compañeros de viaje (tejedor y su madre, nuestra mecenas). A veces en estos viajes nocturnos, también viajo sola y vuelvo a visitar estas tiendas de lanas. De hecho, escribo el post dos años y medio después de mi viaje y todavía noto aquella sensación de felicidad que me invadió cuando visité estas tiendas.

Otras ciudades:

 Berlín.

 Granada.

 Oporto.

 París.

 Valencia.

9 comentarios en “Tiendas de lanas: Nueva York

  1. Me ha encantado el post, enhorabuena ….
    En mi tienda, otra cosa no venderé pero cosias hechas en lana las que quieras
    Si algún día voy a NY iré a estas tiendas seguro !!!
    Muchas gracias
    María

  2. Me traslade con tu entrada a esas mágicas tiendas, seguramente se necesita más de un mes en cada una de ellas para conocer a detalle las exquisitas lanas que venden, enhorabuena

  3. ¡Qué felicidad poder disfrutar de semejantes templos laneros!. No sé si alguna vez iré a Nueva York, pero si fuera el caso, no dudes, Angela, de que incluiría en la lista de “cosas para ver” las tiendas que nos has mostrado.

  4. Estas tiendas son el paraíso para una tejedora. Son verdaderos templos del color y la textura de la lana. Realmente el tejido a mano no desaparecerá nunca a pesar del desarrollo industrial. Maravilloso.

  5. Voy a viajar a finales de Junio. Esta vez de vacaciones, así que espero poder descubrir Nueva York y poder dedicar un tiempito a encontrar algún rincón como los que describís en esta entrada. La recordaba de hacía meses y he vuelto aquí, para apuntarme cada una de las direcciones que dais. No creo que pueda visitar todas, acaso por suerte alguna que esté en la zona que visitemos, así que voy a ver cual de ellas me parece imprescindible.
    Un abrazo,

  6. I am looking for a baby bliket with those beautiful european yarns which are so delicate.
    Do sell them? And how much.

  7. Felicitaciones lindo almacén. Quisiera ver lanas para tendidos de cama, mil gracias

Los comentarios están cerrados.