Camisetas II

Cuando te sientes orgulloso de tu afición, cuando no te basta con practicarla, cuando decirlo no es suficiente, cuando deseas que todo el mundo lo sepa…, entonces son necesarias las camisetas laneras. Eficaz manera de que quien tengas cerca comprenda hasta qué punto te gusta tejer y, por supuesto, de compartir experiencias del mundo tejeril.

“Todo eso, y además ganchilleo”.

Fuente.

“Mi abuela es una ganchillera” (intraducible juego de palabras).

Fuente.

“Si no es sobre ganchillo no me preguntes”.

Fuente.

Juego de palabras con el monstruo de ficción Cthulhu, aquí en versión ganchillo, ‘crothulhu’.

Fuente.

Fuente.

“No me distraigo fácilmente, yo… ¡ey, mira, lana!”

Fuente.

“Sueño en colores”.

Fuente.

“Tengo dos puntas afiladas y muchas pelotas. Ten miedo” (juego de palabras con el inglés “balls”).

Fuente.

Fuente.

Fuente.

Anterior entrega / Siguiente entrega.