Cine tejeril: La semilla del diablo

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

lasemilladeldiablo

Rosemary’s Baby, ese es el título original de este excelente film de Roman Polanski. Alguna mente privilegiada tuvo la brillante idea de traducir el título al español de manera que desvelase la trama tanto como fuese posible. Esto es como si Titanic se titulase “él muere” o Casablanca “al final ella se va en avión”.

No obstante, esta es una de esas narraciones tan fascinantes y visualmente tan cautivadoras que poco importa conocer el desenlace: un cinéfilo con sensibilidad lo disfrutará igualmente. Además, dado que se trata de la adaptación de una exitosa novela de Ira Levin, muchos de sus espectadores conocerán ya el relato y aún así les resultará enormemente escalofriante.

El mérito de Roman Polanski reside en su puesta en escena, en su capacidad para crear una atmósfera tan inquietante en un entorno aparentemente inofensivo, en situar el terror en lo familiar. El horror se va instalando tan sutilmente, de manera tan imperceptible, que cuando uno se da cuenta ya no es posible escapar. El espectador es una víctima más, sufre con la protagonista descubriendo el terrible entramado al mismo tiempo que ella. Así es como Polanski logra que, llegado un punto del film, uno sienta miedo hasta de una persona que espera fuera de una cabina de teléfono.

Es un clásico del cine de terror, uno de los más brillantes ejemplos de cómo situarlo en un contexto urbano –el Manhattan de finales de los 60- y adoptando un tono que nunca se aleja del todo del realismo. Luego, por supuesto, son impactantes las escenas oníricas, una prueba más del talento visual del director; y las interpretaciones de la pareja protagonista, un John Cassavetes tan atractivo como de costumbre y una Mia Farrow de una belleza que desarma.

lasemilladeldiablo2

La semilla del diablo es una de esas películas recomendables que incluyen una escena tejeril. Durante la primera mitad del metraje, dos de los más inquietantes personajes, dos ancianas, entran a ver la casa de los protagonistas y tardan menos de un minuto en sentarse en sendos sofás, una a bordar y la otra a tejer. Nunca una mujer tejiendo ha resultado tan perturbadora.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 El skylab.

 Amanece que no es poco.

 Alas de mariposa.

 El viaje a ninguna parte.

 Sexo por compasión.

2 comentarios en “Cine tejeril: La semilla del diablo

  1. Magnífica película. La vi hace mogollón de años y me gustó. La volví a visionar hace unos meses otra vez y me fascinó de nuevo. Es de esas pelis que te enganchan y no te sueltan hasta que sale “The end”.

Los comentarios están cerrados.