Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cine’

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

elmagodeozc

La historia del cine está repleta de costosas producciones que significaron enormes pérdidas para el estudio en el momento de su estreno, pero que acaban convertidas en queridos clásicos. El de El mago de Oz (The Wizard of Oz) es un caso paradigmático de obra inmortal que se impone a un fracaso inicial gracias a esa justicia que sólo el tiempo otorga. Décadas después, es uno de los más conocidos y exitosos films de la historia, una de esas creaciones que cimentan el prestigio artístico y la popularidad del cine. En definitiva, es una de las cumbres audiovisuales del siglo XX.

El mago de Oz, adaptación de la novela infantil que L. Frank Baum terminó en 1900, muestra el poderío de esa máquina de producir musicales que fue Metro-Goldwyn-Mayer durante la era dorada de Hollywood. Fue concebida en una época en la que los estudios funcionaban como factorías, como cadenas de montaje cuya materia prima era un guión y el resultado final un largometraje –más o menos fascinante, más o menos logrado, pero siempre bien realizado–.

El caso de la obra que nos ocupa es especial porque en esa cadena de montaje hubo mucho talento implicado. Una espléndida actriz y cantante, Judy Garland; dos excelentes directores, Victor Fleming y King Vidor –al menos que se sepa–; la dirección artística de Cedric Gibbons; una fotografía de Hal Rosson que hizo maravillas con el technicolor; inolvidable música y letras; y, cómo no, una canción, Over the raimbow, que uno acaba tarareando tarde o temprano.

Si ocurre que no has visto este hito cinematográfico, regálate el placer de descubrirlo. Si hace tiempo que no lo ves, date el placer de redescubrirlo.

magodeoz

Entre sus muchas y muy evidentes virtudes, El mago de Oz suma otra que a nosotros nos parece muy importante: incluye dos escenas tejeriles. La primera apenas si tiene importancia, pues el personaje que teje –la tía de Dorothy– sostiene las agujas en la mano pero no llega a ponerse con el proyecto que tiene entre manos. Sin embargo, minutos después, cuando la casa es arrastrada por el huracán, uno de los personajes que vemos desde la ventana es una anciana que hace punto y saluda a la protagonista. Posiblemente sea una de las más originales maneras de colocar a una persona tejiendo en un film.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Paranormal activity.

Holiday.

El viaje de Chihiro.

 Lars y una chica de verdad.

La gran belleza.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

paranormalactivityc

Costó 15.000 dólares y recaudó casi 200 millones de dólares sólo en cines. Paranormal activity fue el fenómeno comercial del 2009, lanzó la carrera cinematográfica de Oran Peli y sirvió de arranque para una de las franquicias más exitosas de Paramount. Posiblemente fuese también la película de terror más comentada del año. Nada mal para tratarse de un debut rodado prácticamente sin medios y sin el apoyo de la industria.

Paranormal activity se inscribe en la corriente de películas que incorporan la cámara a la ficción, adoptando frecuentemente la visión subjetiva de uno o varios de los personajes y simulando los códigos del reportaje o documental. Por ceñirme al género de terror, al estilo de la saga [Rec], El proyecto de la bruja de Blair. Con esta última, además, comparte otra determinante característica: actores desconocidos que no parecen estar actuando. Aquí el resultado es una factura que parece la de un vídeo doméstico y que, por ende, transmite una inusual sensación de cercanía y realismo.

El tipo de rodaje es innovador, sí, pero la estructura de la narración y del guión son más bien clásicas. Oran Peli demuestra un admirable conocimiento de cómo funciona el terror y de cómo construir una historia en continuo crescendo, prácticamente sin tiempos muertos. Juega eficazmente con nuestros miedos en entornos cotidianos, cosa que tendrá a más de un espectador asustado en su propia casa durante una temporada.

Su empleo del sonido y del fuera de campo es excelente, mientras el uso de la cámara –y de la hora indicada en la pantalla– es muy original. Ahora bien, como suele ocurrir en las películas en las que la cámara forma parte del relato, en varias escenas su presencia no es del todo necesaria y en otras, directamente, es un elemento injustificado. Otra cosa es que el film logre tal intensidad que uno no se dé ni cuenta si no se fija expresamente.

Finalmente, es una lástima que el desenlace abandone la sutileza en pos del efectismo, por mucho que sí mantenga la lógica del relato. Dicho esto, yo no soy capaz de reprocharle tal cosa, pues ese final, como el resto de escenas memorables del film, está rodada con un único plano y encima fijo. Bienvenido atrevimiento en la era del videoclip y los montajes frenéticos.

paranormalactivity

Paranormal activity confirma, además, que el arte de tejer también tiene cabida en el cine de terror. Polansky ya le dio cabida en la imprescindible La semilla del diablo, y aquí aparece con mayor prominencia, pues es la protagonista la que hace punto en una de las primeras escenas. De hecho, es un personaje laborioso, dado que en otras dos escenas le vemos realizando bisutería con cuentas.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Holiday.

El viaje de Chihiro.

 Lars y una chica de verdad.

La gran belleza.

Sobran las palabras.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

holiday

Dos años antes de The Philadelphia Story, George Cukor reunió a Cary Grant y Katharine Hepburn en otra comedia romántica algo menos conocida pero igualmente interesante. Esta es una de esas deliciosas películas de la era dorada de Hollywood en las que desde los primeros minutos sabes que dos personajes van a terminar enamorados pero no cómo se las van a arreglar guionista y director para juntarles. Por supuesto, conocer el desenlace es lo de menos, lo esencial es disfrutar de las peripecias y giros de la trama hasta llegar a él.

Basada en una obra de teatro de Philip Barry –también autor de The Philadelphia Story–, el film está claramente estructurado en tres actos, cada uno de los cuales transcurre casi enteramente en el mismo lugar. No oculta Cukor el origen teatral, pero su puesta en escena aporta dinamismo y saca un enorme provecho de la lujosa mansión que acoge prácticamente todas las escenas, hasta el punto de que la convierte en un personaje más.

Para los amantes del Hollywood clásico y de las comedias sofisticadas y elegantes, Holiday (Vivir para gozar en España) es un film del todo recomendable. Los diálogos son ágiles y la pareja de superdotados cinematográficos que conforman Grant y Hepburn es, como siempre, un regalo.

holiday

Holiday incluye una escena tejeril protagonizada por Katharine Hepburn. Ella es el personaje más atractivo y peculiar de la película, el que de manera más insistente cuestiona el modo de vida al que parece abocada por el carácter tradicional de su adinerada familia. Lo que no tenemos claro es si hacer punto forma parte o no de su rebeldía.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

El viaje de Chihiro.

 Lars y una chica de verdad.

La gran belleza.

Sobran las palabras.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

elviajedechihiro

No ocurre a menudo que un film de animación gane el premio a la mejor película en un festival tan prestigioso como el de Berlín. Sin embargo, las creaciones de Hayao Miyazaki trascienden sistemáticamente el género y logran cautivar a una audiencia mucho más amplia de la que a priori se podía esperar. Además, de su siempre fascinante filmografía, El viaje de Chihiro posiblemente quede como su obra cumbre. Fue aquí donde ofreció el más deslumbrante ejercicio de imaginación y virtuosismo visual.

Quien aprecie el cine de Miyazaki por su personal estética y por su capacidad para crear universos propios disfrutará con un trabajo en el que ambas cualidades destacan durante todo el metraje. La colección de criaturas fantásticas que habita el film es un alarde de imaginación, aunque quizá lo más asombroso es cómo logra crear un mundo mágico con bien definidas reglas, particularidades, funcionamiento… Al estilo de Alicia en el país de las maravillas o La guerra de las galaxias, pero con un toque japonés.

Dicho esto, esa parte fantástica, aunque sea el atractivo más inmediato de El viaje de Chihiro, no es el único. Ese viaje al que alude el título es también una metáfora del crecimiento del personaje protagonista, Chihiro, una niña de diez años que no tiene más remedio que madurar rápidamente para sobrevivir. Por otra parte, Miyazaki no desaprovecha la ocasión para introducir nada sutiles críticas a la sociedad contemporánea, con el materialismo en su punto de mira. Por lo visto, un balneario para dioses es un entorno tan bueno como otro cualquiera para hablar de nosotros.

Cine para niños, desde luego, pero también para los adultos que les acompañen en el visionado.

elviajedechihiro01

Esta espléndida película incluye también una de las más memorables y completas escenas tejeriles. Protagonizada por cuatro de los fantásticos personajes que pueblan el film, transcurre en la casa de una de las dos hermanas brujas. Lo interesante es que observamos prácticamente todo el proceso del arte de tejer: dos de las criaturas mueven la rueca, el dios sin rostro hila y, finalmente, la bruja enseña a los tres a hacer punto. Pero es que, además, en el fondo de la habitación vemos un telar, de modo que, definitivamente, debe tratarse de la bruja más laboriosa que existe.

elviajedechihiro02

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

 Lars y una chica de verdad.

La gran belleza.

Sobran las palabras.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

La angustia de vivir.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

larsyunachicadeverdad

Si uno está dispuesto a suspender la incredulidad y comprende que se trata de un cuento con notables dosis de realismo mágico, entonces es muy probable que disfrute con Lars y una chica de verdad. Premisa: un tímido y católico veinteañero compra una muñeca femenina de tamaño real – “love dolls” se llaman en la ficción– y la trata como si fuera un ser humano, presentándola como su novia al resto de la comunidad.

Lo que sucede a partir de entonces juega constantemente con la verosimilitud. Más importante aún, opta sistemáticamente por la cara amable del asunto, prescindiendo de la negrura y perversidad de la locura, la soledad, la necesidad de afecto, los traumas infantiles… No quiere esto decir que la película carezca de hondura dramática, pero es evidente que el director, Craig Gillespie, privilegió los toques cómicos. El resultado es una obra amable, original y atractiva que se gana la simpatía del espectador con suma facilidad.

Ayuda la notable interpretación de Ryan Gosling, repleta de tics y sonrisas beatíficas, y un guión que, cuestiones de credibilidad aparte, está perfectamente medido y repleto de aciertos. De hecho, que esté todo tan bien resuelto es al mismo tiempo uno de sus mayores atractivos y su principal lastre. Con todo, es recomendable para asomarse a la sociedad occidental contemporánea mientras se pasa una entretenida hora y media.

pelicula_lars

Lars y una chica de verdad es una de las más peculiares películas con escena tejeril. La escena en cuestión no es que sea especialmente reveladora: vemos a una mujer haciendo punto –parece estar tejiendo la manga de un jersey o chaqueta– y a otra ganchilleando. Hay una tercera que borda, dicho sea de paso, que también podéis ver en el fotograma superior. El protagonista las observa impasible y el arte de tejer es sólo un pasatiempo. Ni tan siquiera se menciona en los diálogos.

Hubiera quedado como un aspecto anecdótico del film de no ser porque Ryan Gosling aseguró en una entrevista que, durante las pausas del rodaje de dicha escena, las mujeres le enseñaron a tejer. Lástima que no precise si aprendió tricot o crochet. También afirmó que fue el día más relajante de su vida y que su día perfecto incluye tejer. Ese es el origen de las imágenes del actor con textos tejeriles añadidos que causan furor en la red desde hace varios años. En este post recopilamos diez de las más conocidas.

A la venta en:

Amazon

Ver también:

 Ryan Gosling, el amante de las tejedoras.

Otras películas con escenas tejeriles:

La gran belleza.

Sobran las palabras.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

La angustia de vivir.

 Jules et Jim.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

lagranbelleza

Paolo Sorrentino, el director que asombró con Le conseguenze dell’amore (2004), volvió a deslumbrar con esta La grande bellezza (2013). Ambicioso título para un film que puede describirse con él: una gran belleza.

Esta es una de esas obras para las que las consideraciones académicas, la narración clásica o cualquier otra convención cinematográfica tradicional no son válidas. Es un mosaico de escenas, situaciones, decorados y personajes. De hecho, uno tiene la sensación de que el orden de las escenas podría haber variado considerablemente en la sala de montaje sin alterar apenas el conjunto. Y sin embargo, ese conjunto resulta admirablemente bien articulado.

Esta paradoja la logra Sorrentino con su personalísimo estilo visual, con su virtuosismo en la puesta en escena –la secuencia inicial de la fiesta llama particularmente la atención, pero son todas hermosas o, al menos, poderosamente llamativas–. Lo logra también gracias al protagonista que articula todo, el escritor y periodista Jep Gambardella. Este peculiar heredero de ese otro gran periodista del cine italiano, el Marcello Rubini al que prestó sus rasgos Marcello Mastroianni en La dolce vita, tiene aquí la extraordinaria voz y apariencia de Toni Servillo. Su interpretación, repleta de matices, es uno de los mayores atractivos.

Es un film excesivo, como su protagonista, pero es también un espectáculo visual.

lagrandebeleza

La gran belleza es una película tan recomendable que se ha colado en la lista de cine tejeril a pesar de que la presencia del arte de tejer es mínima. Sólo en una escena vemos a un personaje haciendo ganchillo: una anciana de la que no sabemos nada más y que no vuelve a aparecer [La tenéis en la parte derecha del fotograma]. Eso sí, antes de que observemos su destreza con la aguja, le ofrece al protagonista una pequeña pieza de crochet enmarcada. De modo que es mínimo el rol del ganchillo en tan magna obra, pero al menos figura en pantalla por partida doble.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Sobran las palabras.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

La angustia de vivir.

 Jules et Jim.

Cándida.

Read Full Post »

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

sobranlaspalabras

Sobran las palabrasEnough Said es el título original– es una atractiva comedia que parte de una inspirada premisa. Una mujer conoce en una misma fiesta, por separado, a un hombre y una mujer. Con el primero inicia una relación amorosa, con la segunda de amistad. Pronto se sorprende al descubrir que estuvieron casados, de modo que, lógicamente, cada uno de ellos conoce muy bien al otro. Sin embargo, ninguno de los dos sabe que ella es íntima del otro. La protagonista aprovecha entonces la creciente confianza con su nueva amistad para conocer los defectos de él y así decidir si le conviene como pareja. Sí, una brillante ocurrencia que parece sacada de un film de Woody Allen.

En vista del original punto de partida, tengo la impresión que el estimable guión no le saca todo el partido cómico que evidentemente posee. Ahora bien, seguramente sea porque quien lo firma, Nicole Holofcener –responsable también de la dirección–, prefiere sacrificar carcajadas para optar por un tono más dramático en varios pasajes. De todos modos, es una película divertida que regala numerosas sonrisas.

Es, por otra parte, una de esas obras aparentemente menores que crecen en el recuerdo y cuyo valor sólo se aprecia si uno se fija bien en los detalles –véase la subtrama de la relación de la protagonista con su hija y la mejor amiga de esta–.

Luego, por supuesto, Sobran las palabras es recomendable por las excelentes interpretaciones de Julia Louis-Dreyfus y James Gandolfini. Ella está divertida y conmovedora, él tierno y con esa fabulosa presencia que hizo grande la serie Los Sopranos. Que fuese el primer largometraje tras la muerte de Gandolfini le aporta un tamiz agridulce extra, pero con el tiempo ese triste acontecimiento quedará como anécdota y será su interpretación de tan entrañable personaje aquello que prevalezca.

sobranlaspalabrasf

Fuente.

La mujer interpretada por Julia Louis-Dreyfus, además de ser encantadora y divertida, es aficionada al punto. En varias escenas le vemos tejiendo una gran manta amarilla. De hecho, la teje incluso en una tienda de ropa, lugar en el que transcurre una de las más graciosas escenas. Imagino que la manta y el proceso de tejerla son una metáfora del momento que vive la protagonista y de su necesidad de calor (humano), pero no me extiendo al respecto pues es mejor que juzguéis por vosotros mismos cuando disfrutéis con el film.

A la venta en:

Amazon

Otras películas con escenas tejeriles:

Harry Potter y la cámara de los secretos.

La angustia de vivir.

 Jules et Jim.

Cándida.

Los inútiles.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.674 seguidores

%d personas les gusta esto: