Feeds:
Entradas
Comentarios

Un nuevo jersey ha llegado a mi armario. Desde hacía algún tiempo, tenía ganas de tener un maxi-jersey, de esos que están tan de moda en las tiendas y en nuestra red social preferida, Raverly. En esta ocasión, escogí el diseño Relax de Ririko.

relax04

De mi época pre-bisunera, todavía guardo un buen arsenal. Una tarde estuve buceando y encontré unos ovillos que tenía de algodón en amarillo de Lanas Stop. Era un hilo muy finito y no quería tejerlo con agujas de 2.5 mm. Así que lo puse doble y aceleré varios nudos mi velocidad de tricotaje. Además, tenía también un par de ovillos y medio de un lino de Katia con los que no sabía muy bien qué hacer. Hice una muestra y vi que la combinación de texturas y grosores resultaba bonita.

relax03

A este diseño le realicé muchas modificaciones. La muestra se me ajustaba a la del modelo y tejí la talla indicada para mí. En lugar de tejer las partes separadas, como se especifica en las instrucciones, decidí tejerlo en circular. Pero tras tejer unos 20 cm, comprobé que no tendría hilo suficiente para terminarlo. Además, me parecía bastante ancho para mí, por lo que deshice y eliminé más de una cincuentena de puntos.

relax02

Ya había experimentado en otros jerseys con rayas y me apetecía probar a tejer franjas. Los hilos no los fui cortando, si no que fui subiendo la hebra que no tejía a medida que avanzaba. Además de evitar las costuras siempre que puedo, también me gusta rematar lo mínimo posible.

Los aumentos que se realizan antes de comenzar las mangas, los añadí a cada una de las partes tal como indican en el modelo. Pasada esta parte, ya dividí el jersey en dos piezas y continué tejiendo según las instrucciones. Llegados a este punto, apenas me quedaba lino azul. Pero aún así, quería aprovechar los últimos metros que tenía. Así que añadí un par de listas en el delantero y en la espalda para que quedara equilibrado.

relax01

La siguiente modificación que realicé en modelo fue evitar ir cerrando los puntos en los hombros. Tejí toda la parte del escote con vueltas cortas para ir dando forma a los hombros. De este modo, conseguí mantener los puntos vivos en hombros y escote. Rematé los hombros con una costura invisible y tejí un par de vueltas con todos los puntos del escote (delantero y espalda) para que quedara limpio. Esta parte fue un poco más complicada porque tuve que recalcularla con mis puntos.

relax05

Dado que el algodón no es tan elástico como la lana, después de un lavado todavía se notan levemente las partes de los hombros en los que hice las vueltas cortas. Confío que con los próximos lavados quede más homogéneo. Finalmente, tejí las mangas recogiendo los puntos que había dejado en la sisa tras coser los hombros. El largo de las mangas vino determinado por la cantidad de hilo que restaba.

Me ha gustado tejer este diseño aunque las instrucciones apenas fueron una guía para realizar el modelo empleando otras técnicas. Es un jersey muy versátil que he usado mucho durante la primavera. Y además, he conseguido no dejar ningún resto. Así que doble satisfacción.

Otras creaciones tejeriles:

 KAL La Maison Bisoux – Verano 2014: El chal tejido por Ángela.

 CAL La Maison Bisoux – Verano 2014: El proyecto de Ángela.

 Colorida manta de ganchillo.

Patrón gratis – Bufanda del tejedor.

 Cojines para la casa Bisoux.

Nota: tienes otras creaciones, junto con los más importantes posts de la historia del blog, en la sección Destacado.

Santo Crochet es el irónico nombre del proyecto de Maca Ahumada Jones, una Licenciada en Artes especializada en vestuario teatral que en la esfera tejeril responde al alias de La Warra de las Galaxias y se presenta como una “Mac Gyver con crochet”. Acertada introducción para una artista que, con una aguja en la mano, crea amigurumis tan personales como extravagantes.

santocrochet

santocrochet2

santocrochet3

santocrochet4

Propuestas relacionadas:

 Los sospechosos, un mundo amigurumi.

 Actante Dorado: universo amigurumi.

 Los amigurumis de Stacey Trock.

 Los 1001 amigurumis de Hay ganchillo.

 Los inspirados patrones de oh!villo.

Categorías: Amigurumis; Mujeres; Subversivo / extravagante; Terrorífico.

jenliujenliu5

Hace unas semanas os presentamos a la artista Jen Lui, de la que nos cautivó su imaginación tejeril. Además, nos parecieron muy interesantes sus ocurrencias tecnológicas, como las dedicadas a las manoplas que tenéis en la imagen superior. Se trata del proyecto Mitten Loss Prevention: manoplas a las que se añade una alarma que empieza a sonar cuando la mano no está dentro durante un tiempo. Todo, por supuesto, con el fin de no perderlas. Bien, pues para ilustrar el proyecto, Jen Lui creó esta divertida animación protagonizada por una de esas manoplas perdidas.

De las animaciones de esta misma artista también nos ha seducido esta historia de unos calcetines de punto que se convierten en peces:

Otros vídeos:

 Vuelven los Smooshies, los más gamberros amigurumis.

 Trailer del libro El ovillo mágico.

 Las aventuras del pollo amigurumi.

 La lana cobra vida.

 Clases de ciencia con muñecos de punto.

[Vídeos esenciales de punto, ganchillo y bordado]

Tras varias semanas reponiendo artículos de Addi en nuestra tienda online, esta vez La Maison Bisoux presenta uno de los más prácticos accesorios de tan prestigiosa marca, el calibrador de agujas Addi. Una herramienta para medir el diámetro de las agujas de punto. Apta para tamaños grandes y con cutter retráctil incluido.

Calibrador de agujas Addi

addi_needlegauge

TODO ADDI

Recuerda que los envíos son gratuitos a partir de 100 Euros (consulta las precisiones en el apartado Envíos gratis), que puedes mandar tus pedidos como regalo y que con mucho gusto recibimos visitas en nuestra oficina de Málaga. ¡Ah!, y todas las compras llegan con un obsequio, que eso siempre hace ilusión.

Sillas, taburetes, sofás, puffs… -y demás mobiliario pensado para que nos sentemos- son susceptibles de recibir la atención del mundo tejeril. La que sigue es una colección de proyectos que lo demuestran. Definitivamente, no debe haber ámbito alguno al que no lleguen el punto y el ganchillo.

sillas11

Fuente.

sillas12

Fuente.

sillas13

Fuente.

sillas14

Fuente.

sillas15

Fuente.

sillas16

Fuente.

sillas17

Fuente.

sillas18

Fuente.

sillas19

Fuente.

sillas20

Fuente.

Anterior entrega

A la espera de una nueva entrega de sus erráticas aventurasEl tejedor recomienda un film:

larsyunachicadeverdad

Si uno está dispuesto a suspender la incredulidad y comprende que se trata de un cuento con notables dosis de realismo mágico, entonces es muy probable que disfrute con Lars y una chica de verdad. Premisa: un tímido y católico veinteañero compra una muñeca femenina de tamaño real – “love dolls” se llaman en la ficción– y la trata como si fuera un ser humano, presentándola como su novia al resto de la comunidad.

Lo que sucede a partir de entonces juega constantemente con la verosimilitud. Más importante aún, opta sistemáticamente por la cara amable del asunto, prescindiendo de la negrura y perversidad de la locura, la soledad, la necesidad de afecto, los traumas infantiles… No quiere esto decir que la película carezca de hondura dramática, pero es evidente que el director, Craig Gillespie, privilegió los toques cómicos. El resultado es una obra amable, original y atractiva que se gana la simpatía del espectador con suma facilidad.

Ayuda la notable interpretación de Ryan Gosling, repleta de tics y sonrisas beatíficas, y un guión que, cuestiones de credibilidad aparte, está perfectamente medido y repleto de aciertos. De hecho, que esté todo tan bien resuelto es al mismo tiempo uno de sus mayores atractivos y su principal lastre. Con todo, es recomendable para asomarse a la sociedad occidental contemporánea mientras se pasa una entretenida hora y media.

pelicula_lars

Lars y una chica de verdad es una de las más peculiares películas con escena tejeril. La escena en cuestión no es que sea especialmente reveladora: vemos a una mujer haciendo punto –parece estar tejiendo la manga de un jersey o chaqueta– y a otra ganchilleando. Hay una tercera que borda, dicho sea de paso, que también podéis ver en el fotograma superior. El protagonista las observa impasible y el arte de tejer es sólo un pasatiempo. Ni tan siquiera se menciona en los diálogos.

Hubiera quedado como un aspecto anecdótico del film de no ser porque Ryan Gosling aseguró en una entrevista que, durante las pausas del rodaje de dicha escena, las mujeres le enseñaron a tejer. Lástima que no precise si aprendió tricot o crochet. También afirmó que fue el día más relajante de su vida y que su día perfecto incluye tejer. Ese es el origen de las imágenes del actor con textos tejeriles añadidos que causan furor en la red desde hace varios años. En este post recopilamos diez de las más conocidas.

A la venta en:

Amazon

Ver también:

 Ryan Gosling, el amante de las tejedoras.

Otras películas con escenas tejeriles:

La gran belleza.

Sobran las palabras.

Harry Potter y la cámara de los secretos.

La angustia de vivir.

 Jules et Jim.

Estas son algunas de las imágenes que más nos han llamado la atención en Pinterest durante los últimos siete días. Semana anterior.

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

accesorios101

Nota: todas las imágenes de este post han sido previamente ‘pineadas’ en nuestro tablero Seduced. Ahí encontrarás la fuente de aquellas que te hayan seducido.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.101 seguidores

%d personas les gusta esto: